Centrales obreras expusieron sobre el proyecto de equidad de género

0

La comisión de Legislación del Trabajo, presidida por el diputado Sergio Ziliotto, recibió a representantes gremiales de la Confederación General del Trabajo (CGT); de la Central de Trabajadores de Argentina Autónoma (CTAA) y de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) para debatir sobre la equidad de género, la igualdad de oportunidades en el trabajo y el régimen de licencias especiales.

La semana pasada, en un plenario junto a la comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia se había iniciado el tratamiento del tema. El diputado Ziliotto comentó que hay 74 proyectos presentados al respecto, aunque los consensos mayoritarios están divididos entre un proyecto del Poder Ejecutivo y otro de la diputada Vanesa Siley, del bloque FpV-PJ.

“Estamos tratando de buscar la opinión de todos los sectores y el desafío es producir un dictamen que consolide los derechos de todos los trabajadores más allá del género”, resumió Ziliotto.
La iniciativa titulada “Equidad de Género e Igualdad de Oportunidades en el Trabajo y de la Reforma al Régimen de Licencias Especiales” fue anunciada por el presidente Mauricio Macri en marzo pasado.

Modifica el artículo 172 de la Ley de Contrato de Trabajo y plantea que “los trabajadores, cualquiera sea su género, tendrán iguales derechos en todo lo relativo a su acceso al empleo, a su selección y contratación, a sus condiciones de prestación, a su desarrollo o evolución en la carrera dentro de la empresa”.

El proyecto también establece que los empleadores deben elaborar o adherir a un código de conducta para “garantizar el respeto a la igualdad de género en el interior de la empresa”. También es requerido a los gremios.

Respecto a las licencias, propone prolongar la licencia por paternidad de 2 a 15 días corridos (incluye adopciones) y se incorporan las licencias por violencia de género (10 días corridos por año), entre otras.

Además, se prevé extender la licencia por procedimientos de fertilización asistida a 5 días por año y a 10 en caso de fallecimiento de un hijo, mientras que se amplían las autorizaciones por trámites por adopción a 2 días consecutivos y hasta 10 en el año.

Por otra parte, formula introducir la posibilidad para todos los trabajadores de acordar una licencia sin goce de sueldo por 30 días con el empleador y que las mujeres puedan reincorporarse a su trabajo después de la maternidad de manera part-time por 6 meses.

El secretario general de la CGT, Héctor Daer, cuestionó el título del proyecto, porque “recicla en forma de slogan principios de igualdad que ya están consagrados” y continuó: “Es un debate desde una bandera muy linda y accesible pero en definitiva nos plantean otras cosas que terminan perjudicando a los trabajadores”.

Daer afirmó que lo “más preocupante es que los códigos de conducta tengan un rango normativo”. “Es algo inédito en el mundo, decidido unilateralmente e impuesto por una empresa. Es una intromisión en la vida interna de los sindicatos y en los convenios colectivos de trabajo”, consideró.

Asimismo, sostuvo: “Podemos estar de acuerdo con un abordaje integral para llegar a la igualdad de todas las compañeras pero para esto tenemos que ir a los puntos donde esto se genera: primero en El Estado y después en la informalidad”.

El secretario general de la CGT también se mostró crítico respecto al teletrabajo porque “esto se genera por fuera de la legalidad y se corre riesgo de precarización”.

Respecto a las licencias, Daer consideró que “no hay un avance integral sobre la realidad que viven las compañeras y hay algunas trampas como el caso de la licencia part time”.

Hugo Yasky, diputado del FpV-PJ y secretario general de la CTA, aclaró que ambas CTA están en sintonía al rechazo del proyecto del Ejecutivo y expresó que “tenemos una posición coincidente con la CGT”.

Estela Díaz, secretaria de género de la CTA, expresó que “esta iniciativa claramente afecta temas de los sindicatos”, y planteó que “es demasiado ambiciosa para una legislación declarativa y sin mucha sustancia”.

Además, contó que se presentó un trabajo conjunto de las mujeres de los sindicatos de todas las centrales que “hace años venimos debatiendo estos temas esenciales”.

Díaz también criticó la falta de factores como lo son “el acceso al trabajo, las trayectorias, la relación entre trabajo y familia, entre otras”. En el mismo sentido, aseguró que “no hay multas a las empresas que no cumplan con la equidad y se incluyen artículos en los que hay otro interés, cuando lo pensamos en un contexto de ataque a los sindicatos”.

En tanto, Díaz respaldó incluir el tema de violencia de género, pero pidió que “no se ponga límite a la licencia”. Además, aportó algunos números sobre el trabajo de la mujer en la informalidad que asciende al 40%, y se mostró optimista de lograr una reforma que “amplíe licencias, cuidados infantiles, de personas dependientes, y de verdaderos aspectos que impactan en la vida de todos y todas”.

En el mismo sentido, Dora Martínez, secretaria adjunta de la CTA Autónoma, entendió “que es un proyecto que se condice con las políticas de este gobierno, es flexibilizador y sigue planteando un modelo de Estado-empresa que desfinancia políticas públicas y es una cuestión binaria en vez de reconocer a la diversidad de género”.

Desde el Frente de Izquierda, la diputada Natalia González Seligra coincidió con los expositores y pidió “buscar una garantía para las mujeres denunciantes, que haya tutela sindical para cualquier tipo de persecución laboral”.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.