Ciudadano común?

0

Por Horacio Umbídez

Mediando el quinto semestre y ningún tipo de lluvia de inversiones ni nada que se le parezca. En lugar de la deseada lluvia, una tras otra aparecen tormentas eléctrica con vientos huracanados que podrían voltear sin miramientos, las endebles casitas de algunos orinadores de agua bendita. Al final resultaron tan malandras o peores que los hoy célebres “surfeadores” de los pasillos de Comodoro Py.

Gracias al blindaje brindado por los diarios de Yrigoyen, uno por cuantiosos negocios y el otro por ideología, sumados a la inacción de la pobre y antes prestigiosa Laura Alonso y al silencio oprobioso de la Fiscal de la Republica, el Tercer Gobierno Radical (Asis dixit), la va llevando.

Sin que deje de tocar la orquesta en la cubierta del Titanic, el endeudamiento sigue subiendo a un ritmo escandaloso y la prensa adepta intenta instalar en la opinión pública el temor a los foribundos ataques que hacen tambalear a la democracia (se lo creeran?) de Moyano y Zaffaroni (en reemplazo de la Doctora y su silencio).

Dicha estratagema sirve y mucho. De lo contrario habría que hablar de inflación. No olvidar que en Enero la mayorista dio casi el 5 %. O del Ministro Caputo y sus próximos paseos por Comodoro Py. O la pista andorriana de Diaz Guilligan. O lo de la reciente imputada hermana de Triaca y sus negocios incompatibles. O lo de Triaca y sus aventuras junto a un Juez Federal por las finanzas del SOMU. O la maniobra de Garavano en la causa AMIA que enfureció a Lilita. O del excelente informe del periodista Pablo Abdon Torres en Infobae sobre los gastos en veredas en CABA y la parva de dinero en “consultorias” al respecto. O de Peter Robledo y sus “genialidades”. O el terrible desacierto de Quintana con la Reparacion Historica. O los exabruptos de Duran Barba y la mano dura policial.

Aca un paréntesis. Mauricio: Ud. dejó de ser un ciudadano común. Hasta que finalice su mandato no puede opinar como tal. Cuando Ud. le dice a un Juez que le desagrada su fallo en la causa Chocobar y le indica a los camaristas cómo deben revertir ese fallo, no está haciendo otra cosa que violar la Constitución. Ud. es el Presidente. El Poder Ejecutivo. Como ya se lo recomendamos antes a la ex presidente, lea el artículo 109 de la CN.

Lo único que queda claro, es que a ninguno de nosotros le gustaría estar en los zapatos de la pobre Laura Alonso. Debe estrujarse el cerebro para conseguir un punto intermedio entre el encubrimiento y quedar bien con el Presidente. Y tratando sobre todo de que no pase el tiempo y después le suceda a ella lo mismo que les pasa actualmente a los que hicieron el “trabajo sucio” para ocultar o menoscabar las tropelías de algunos muchachos del Gobierno anterior. Que por cierto fueron muchas.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.