Comenzó a debatirse la ley contra los barrabravas

0

Fue en un plenario de Legislación Penal y Deportes, que entró en cuarto intermedio hasta mañana. Buscarán consenso para obtener dictamen

En el marco de las sesiones extraordinarias, un plenario de Legislación Penal y Deportes de la Cámara de Diputados abordó el proyecto de ley que instrumenta un régimen penal en materia de espectáculos futbolísticos denominado “Régimen Penal y Contravencional para la Prevención y Represión de Delitos en Espectáculos Futbolísticos”.

La diputada María Gabriela Burgos (UCR), titular de la Comisión de Legislación Penal, recordó que el proyecto del Poder Ejecutivo ya había sido presentando en el Senado, donde no tuvo el consenso necesario, y que también está relacionado al texto elaborado por la Comisión Redactora del Código Penal.

“Todos tenemos conocimiento de los hechos de conmoción que se suscitaron en las inmediaciones del estadio de River Plate. Es muy doloroso y da vergüenza que no se pueda jugar en nuestro país”, comenzó Burgos, en alusión a la final de la Copa Libertadores entre Boca y River que se disputará el domingo en Madrid, España.

“Este proyecto busca prevenir y desterrar el avance de grupos mafiosos que han quitado los espacios a los ciudadanos comunes”, resumió la titular de Legislación Penal.

Asimismo, Burgos explicó que “existe la intención de avanzar y unificar un criterio”, no obstante dejó en claro que hoy no habría dictamen. “Esta Comisión pretende que podamos elaborar un dictamen y nos conlleva a que el día de mañana podamos citar al plenario nuevamente”, dijo.

En tanto, el diputado Daniel Scioli (FpV-PJ), presidente de Deportes, mencionó que su bloque presentó un proyecto “donde se pone énfasis en cuestiones preventivas”. “Ojalá pudiéramos encontrar un dictamen único, en la cuestión de fondo estamos todos de acuerdo”, mencionó.

Carlos Castagnetto, de la misma bancada, enfatizó en las medidas preventivas y de seguridad del proyecto del Frente para la Victoria y pidió tomarse el tiempo para debatir la normativa.

Adrián Grana también denunció a las “organizaciones mafiosas que se mueven en el mundo del fútbol” y de “complicidad de parte de dirigentes de los clubes, de las fuerzas de seguridad, de la política y de la justicia”. Asimismo tildó al proyecto de “cosmética”: “No estamos permitiendo a las familias volver a las canchas, no atacamos la cuestión de fondo”.

Jorge Enríquez, del PRO, desmintió que la discusión “sea para la tribuna” y dijo que “lo estamos tratando con absoluta seriedad”. “Hagámoslo ahora, no esperemos al año que viene, el papelón internacional que vivimos no se puede volver a repetir”, remarcó.

Facundo Moyano, de Red por Argentina, criticó el proyecto del Ejecutivo, al que calificó de “oportunismo político que se quiere presentar en términos mediáticos”.

En tanto, Carla Pitiot, de FUNA, adelantó el respaldo del Frente Renovador: “Queremos que esta ley salga, es nuestra decisión política”. Sin embargo, Pitiot consideró que “es mejorable y es más pobre que los anteriores proyectos que tuvimos a la vista”.

Julio Solanas y Marcos Cleri, FpV-PJ, también criticaron el texto del Ejecutivo y pidieron “ampliar la mirada más allá de la Ciudad de Buenos Aires”.

Desde el oficialismo, Fernando Iglesias, del PRO, criticó a la oposición y dijo que el episodio del sábado 24 de noviembre “se produjo como represalia porque habían reventado una cueva de barrasbravas”.

Javier Pretto, integrante del bloque PRO, respaldó “trabajar por una ley posible”, mientras que Gonzalo Del Cerro, de la UCR, recordó que “el Estado argentino, desde 1985, ya se ha ocupado de esta cuestión, de modo que no estamos de acuerdo que se trate de oportunismo”.

Sobre el cierre del debate, Héctor Baldassi, del PRO, coincidió en “trabajar para erradicar a las barrasbravas”. Y Paulo Oliveto, de la Coalición Cívica, adelantó que acercará a la presidencia de Legislación Penal “consideraciones técnicas” sobre el texto.

La Comisión entró en un cuarto intermedio hasta mañana. Burgos explicó que las sesiones extraordinarias permiten la posibilidad de este debate: “Si tenemos premura, estamos haciendo utilización de lo que dice la Constitución”.

Según los fundamentos, en el espíritu del proyecto de ley “subyace la férrea voluntad de terminar específicamente con lo que se conoce comúnmente como ´barrasbravas´”. El objetivo del proyecto apunta a la persecución penal y al desfinanciamiento de dichos grupos a fin de imposibilitar su accionar.

El texto prevé un agravante genérico de la pena para los delitos del Código Penal más comúnmente cometidos en el marco de un espectáculo futbolístico.

Asimismo, tipifica nuevas conductas que se producen de manera habitual en dicho ámbito y que deben ser contempladas de manera específica por su gravedad, destacándose entre ellas: la venta de entradas no autorizadas o falsas, la facilitación de ingreso a los estadios sin contar con las entradas correspondientes, el cuidado de vehículos, el entorpecimiento del transporte, y el peligro de aglomeración o avalancha; todo ello en el ámbito de aplicación definido en el proyecto de ley.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.