Comenzó el debate sobre la reforma del Código Penal

0

Con exposiciones de especialistas, comenzó el tratamiento de la iniciativa que el Poder Ejecutivo envió al Congreso en marzo pasado. En 15 días se reanuda el debate con la presencia de nuevos invitados especiales

La Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado que preside el senador Pedro Guastavino (PJ – Entre Ríos) comenzó con el debate sobre la reforma del Código Penal.

Durante la reunión, que se llevó a cabo en el Salón Eva Perón, brindaron sus puntos de vista en torno al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, el doctor Juan Pablo Montiel, director de Crimint (Centro Internacional de Investigación Aplicada en Derecho Penal); el doctor Santiago Marino Aguirre, defensor público oficial; la licenciada Graciela Dubrez, presidenta de la ONG Observatorio Internacional de Prisiones sección Argentina y el doctor Ismael Jalil, en representación de la CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional).

Guastavino abrió el encuentro explicando que “vamos a continuar dando tratamiento a este proyecto a pesar de contexto político electoral que está viviendo el país que, obviamente, afecta el funcionamiento de ambas cámaras del Congreso”.

Consideró que “es necesario que la República cuente con un nuevo código penal y  por eso estamos trabajando con el objetivo de arribar a fin de año con un dictamen que nos permita llegar a la sanción  también durante este año”.

El doctor Montiel destacó que “es un momento histórico la  discusión en torno al nuevo código penal” y consideró que “es un proyecto bueno que supera los anteriores textos que quedaron en fase de ante proyecto”.

El especialista hizo hincapié en la necesidad de “incluir delitos como acoso laboral y delitos laborales, la experiencia marca cómo disminuyen estos delitos en ámbitos laborales a partir de introducir la responsabilidad penal de la persona jurídica en estos contextos”.

Marino realizó un “reconocimiento al trabajo y a la tarea que ha hecho la comisión redactora”. Consideró que “es destacable que la comisión haya estado integrada no solo por académicos sino también operadores del sistema como jueces y fiscales y  gente de los ministerios de Justicia y Seguridad”, aunque señaló que “hubiera sido interesante y adecuado convocar a un integrante del Ministerio Publico de la Defensa para decidir y votar también dentro de la comisión”.

Entre los aciertos del nuevo código, Marino resaltó el hecho de que “se sistematice todo en un cuerpo jurídico; que se haya modernizado con figuras nuevas como el ciberdelito y la incorporación del decomiso y del arrepentido”.

A su turno, Dubrez sostuvo que “hay una profunda insatisfacción social con relación al funcionamiento de la sanción penal, cuyos objetivos se han perdido de vista en marchas y contramarchas en cuanto a su praxis, monto de la pena y modo de administrarla”.

No obstante, sostuvo que “la sanción de un nuevo código penal es de máxima relevancia en el mundo del derecho y es por variadas y múltiples razones que ha de elaborarse con suma racionalidad y sapiencia”.

Por último, el doctor Jalil destacó su “tremenda preocupación porque cada vez que se introducen manos en los códigos penales, tanto los trabajadores como los pobres de esta sociedad quedan expuestos”.

Manifestó que “es una paradoja que mientras nosotros estamos intentando debatir el nuevo código, fuera de este Congreso miles de personas se disponen a marchar contra el gatillo fácil, que es una de las prácticas más repudiables que este Estado tiene”.  “La modalidad del gatillo fácil constituye el 38% de las muertes en manos del Estado y en una franja de pibes que va de 15 a 25 años”, aseguró.

Sin embargo marcó que “el proyecto parte de considerar a nuestros pibes como peligrosos y nosotros sostenemos que es al revés, que nuestros pibes están en peligro y que lo último que necesitan son reformas punitivas”.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.