Continúa el debate por la creación de la AGNET

0

LA COMISIÓN DE SALUD DEL SENADO, PRESIDIDA POR EL SENADOR FEDERICO PINEDO (PRO-CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES), LLEVÓ ADELANTE UNA NUEVA AUDIENCIA SOBRE LA CREACIÓN DE LA AGNET. INICIATIVA QUE FORMA PARTE DE LA DENOMINADA REFORMA LABORAL.

El Senado escuchó a diversos especialistas del sistema de salud. Entre otros, expusieron el ex ministro de Salud, Daniel Gollán; el médico sanitarista y director de la producción pública de medicamentos, Jorge Rachid; por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) Macarena Sabin Paz;  el presidente del Instituto de Seguridad Social de la Provincia de La Pampa, Miguel Tavella;  el presidente de la Cámara de Industrias de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) Isaías Drajer.

Gollán reivindicó la creación de la AGNET subrayando que “todos creemos que es positivo tener una agencia y consideramos que es necesario precisar qué es lo que va a hacer esa agencia”. El ex ministro destacó que uno de los objetivos de la Agencia debería ser “establecer que si un organismo científico determina que un medicamento o tecnología no es efectivo es ilógico que se registre y circule por el sistema de salud”.  Paso seguido a esto dijo que “no estando el producto registrado el médico no lo va a poder prescribir”.

Al sintetizar su opinión sobre la AGNET finalizó diciendo que “tenemos que poner una agencia que en todo caso incomode a los grandes laboratorios multinacionales y no una agencia que incomode a los ciudadanos. Y van a haber juicios pero hay que aceptar que hay que enfrentar intereses: esa es una decisión política”.

A continuación, expuso el médico sanitarista Jorge Rachid, quien compartió la definición que en la audiencia anterior había formulado el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, sobre la “fragmentación” predominante en el sistema de salud. Consideró que esa “fragmentación no es casual” y reivindicó la creación de la AGNET como uno de muchos “intentos de solución que no dejan de ser parches a una situación descontrolada”. En este punto coincidió con los datos aportados por el ministro Rubinstein y recordó que “el equivalente al 10 por ciento del Producto Bruto Interno que es destinado en el Presupuesto al Sistema de Salud es mucho dinero”.

Rachid puntualizó que de la inversión en Salud, “el 31 por ciento se gasta en medicamentos y que ningún país del mundo gasta más del 15 por ciento en ese punto. Estamos hablando de una diferencia sustantiva y sustancial”.

En su diagnóstico sobre las variaciones que ocurrieron en el sistema de Salud, Rachid afirmó que “se fue yendo del paradigma del fortalecimiento de la salud al paradigma de la atención de la enfermedad, porque la enfermedad da lucro y la enfermedad no los da”.

También consideró que “la Agencia nos parece muy importante desde una mirada sanitaria ya que tiene que ser vital en la certificación de los medicamentos y en evitar el medicamento copia”. Destacó que  “la industria farmacológica tiene intereses muy fuertes que operan sobre la cultura de la medicalización, entonces cuando hablamos de una agencia de este tipo debe estar absolutamente incontaminada de cualquier conflicto de intereses”.

La dirigente del CELS, Sabin Paz, reivindicó la importancia de “un debate profundo”. Como ejemplo de ello, citó a las deliberaciones que se llevaron adelante “por la ley de aborto”. Aquí destacó que “las cuestiones no solamente deberían analizarse desde el punto de vista de la inversión sino de los derechos”.

Al referirse a la AGNET, Sabin Paz, consideró que “en el cuerpo del directorio de esta agencia deben poder integrarse los usuarios del sistema de salud: no podemos tomar todo el tiempo decisiones por otros sin que esos otros sean escuchados”.

El presidente del Instituto de Seguridad Social de La Pampa, Miguel Tavella, afirmó que “no estamos en contra de la nueva tecnología pero tenemos que ser capaces de diferenciar cuándo es razonable el beneficio que aporta”. Concluyó su exposición destacando que “el sistema de salud no resiste más que se prioricen los intereses individuales por sobre los colectivos”. En este punto se manifestó a favor de que la futura agencia “sea autónoma”.

El último orador fue el titular de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéutico Argentinos (CILFA), Isaías Drajer, que luego de reivindicar al sector, advirtió que “no se debe confundir la evaluación costo-beneficio de un medicamento, con cercenarlo desde el inició irrumpiendo en las decisiones de la ANMAT”.

Drajer resaltó a la ANMAT señalando que “es una institución modelo y señera en Latinoamérica en la aprobación de productos y tecnologías”.

Finalizada la exposición del presidente de CILFA, el senador Pinedo recibió los trabajos que algunos especialistas acercaron y dio por finalizada la audiencia de la Comisión de Salud.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.