Continuó el debate de la denominada “ley corta” de comunicaciones convergentes

0

LA COMISIÓN DE SISTEMAS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN ESCUCHÓ LAS EXPOSICIONES DE SIETE ASOCIACIONES DE LA INDUSTRIA DE LAS TELECOMUNICACIONES

Presidida por el senador nacional Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos) y por la senadora nacional Marta Varela (Frente PRO Ciudad de Buenos Aires) se llevó adelante la tercera jornada de análisis de la denominada “ley corta” de comunicaciones convergentes.

Antes de dar la palabra a los participantes, Luenzo estimó que “en 30 días se estará en condiciones de elaborar una síntesis que contenga las opiniones de la mayoría de los invitados a las deliberaciones para elaborar la mejor ley posible”. En las primeras filas se encontraban  los senadores Juan Carlos Romero (Justicialista 8 de Octubre), Fernando Solanas (Proyecto Sur-UNEN) y Beatriz Mirkin (Justicialista de Tucumán), entre otros.

El primer orador en hacer uso de la palabra fue Alejandro Borenstein de la comisión directiva de la Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (CAPIT), que cuenta entre sus miembros a Ideas del Sur, Pol-Ka, Torneos y Competencias, la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), Endemol y La Cornisa Producciones. Luego de repasar los cambios de titularidad que tuvo la televisión argentina a lo largo de los años, Borenstein resaltó que en los años ’90 con la privatización de los canales, los productores “nos vimos obligados a convertirnos en empresas y la televisión comenzó a producirse desde afuera”. Después de señalar que los productores independientes argentinos se convirtieron en el “cuarto exportador mundial de formatos televisivos”, Borenstein destacó que una nueva ley debe contemplar “la identidad cultural y el federalismo, los ingresos de dólares que esto le genera al país y el hecho de que hoy la producción independiente es la principal fuente de trabajo para los miles de estudiantes que tiene la actividad”. En este punto consideró importante tener en cuenta la experiencia brasileña que obliga a las cadenas internacionales a incluir horas de producción nacional en las horas pico de transmisión. “Así se explica la existencia de muchas producciones brasileñas en cadenas como HBO”, afirmó.

Finalizada su presentación y de que el senador Luenzo recordara que el proyecto “sólo apunta a lo tecnológico”, el senador Romero señaló que “en breve el Congreso debe incluir la discusión de los contenidos televisivos”.

Por Supercanal, una empresa proveedora servicios de tv por cable, teléfono e internet en 14 provincias de la Argentina, habló Martín Armentano. El representante de Supercanal comenzó diciendo que el grupo tiene una posición “crítica de la ley porque estamos a favor de una convergencia sin concentración”.  Luego de recordar que “nuclean a 700 cableoperadores, 800 señales nacionales, 1000 productores independientes y que generan 25 mil puestos de trabajo”, sostuvo que en los últimos 2 años y medio “vemos una política que tiende a la concentración”.

Daniel Celentano fue el expositor de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC). Luego de destacar la presencia que la asociación tiene a lo largo de la Argentina (1200 localidades), dijo que la TV por cable “va a necesitar los plazos que el mercado y la política le puedan dar para competir con los nuevos jugadores en igualdad de condiciones” ya que con “la actual disparidad, la televisión por cable va al desguace”.

Por el Sindicato Argentino de Televisión, Telecomunicaciones, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos (SATSAID) habló Gustavo Berlingeri. Afirmó que deberían establecerse “reglas asimétricas” para la competencia y que “la convergencia no debería realizarse en un plazo menor a 5 años ya que el daño irreparable que se enfrenta es el derecho a la comunicación de los argentinos”.

Matías Detry expuso por la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA). Sostuvo que el proyecto original “torna invisible la actividad de las televisoras locales”. En este punto, afirmó que de aprobarse la convergencia tal como contempla la iniciativa a partir del 1 de enero de 2019, “el crecimiento de la TV satelital puede ser proporcional al daño sufrido por la televisión local”. El vicepresidente de ATA, Mariano Alonso, comenzó diciendo que “los canales del interior somos los más preocupados por la invisibilidad que nos puede generar esta ley. Pedimos estar en la góndola ya que detrás de un canal local hay un montón de instituciones locales y que curiosamente si los canales satelitales no nos incluyen en sus programaciones, la gente más vulnerable, aquella donde no llega el cable pero si hay antenas parabólicas, no tendrá acceso a la realidad local”. Para el vicepresidente de ATA, “las plataformas tienen que subirnos de una u otra manera”.

Por el Grupo América expuso Ángel Figueredo. Dijo que “la televisión de aire genera la tracción que lleva al abonado a suscribirse a un cable, ya que el 40 % de lo que ve la gente del cable es lo que producen los canales de aire”. Reclamó mayor precisión a la redacción del artículo 11 para que se establezca de manera taxativa que los cables deban pagar a los canales de aire por tener sus contenidos. Contrastó esto con la búsqueda de un canal público, como Canal 7, que tiene mayores recursos y que al tener, por ejemplo, “el monopolio de los partidos de la selección argentina para el próximo mundial, quizás pueda tener allí herramientas para recuperar costos”.

Ariel Fernández Alvarado fue el orador por la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (CATEL). “Necesitamos el tiempo necesario para poder competir con los grandes operadores. Pedimos cinco años de plazo en lugar del tiempo original previsto para el primero de enero de 2019”. El miembro de CATEL subrayó que “los cooperativistas y pequeñas y medianas empresas somos el socio del Estado para poder llevar el mensaje a todas las localidades. Los grandes jugadores se van a dedicar al 30 por ciento del territorio donde está concentrado el 70 % de la población”.

Antes de la redacción de un dictamen que habilite el tratamiento del proyecto en el recinto del Senado, la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, contempla realizar una próxima reunión para seguir escuchando las opiniones de distintos miembros de la industria de las telecomunicaciones, adelantó el senador Luenzo.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.