Se aprobaron en primera lectura el nuevo Código Urbanístico y el nuevo Código de Edificación

0

El código urbanístico es una herramienta de planificación urbana que se constituye en un marco clave para determinar cómo crecerá la ciudad en los próximos años. El código de edificación está adaptado a las nuevas tecnologías y propone reemplazar a la normativa vigente, que es del año 1943. Por otra parte hoy se difundió la primera sesión ordinaria con Lenguaje de Señas.

Sesión Ordinaria

El Cuerpo Parlamentario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dió hoy aprobación inicial al nuevo Código urbanístico, una herramienta de planificación urbana que se constituye en un marco clave para determinar cómo crecerá la ciudad en los próximos años. Establece los nuevos lineamientos sobre cuánto y dónde se puede construir, algunos criterios y localización de actividades y usos.

La decisión legislativa modifica el Código de Planeamiento Urbano -CPU- vigente desde el año 1977, que tuvo cambios sustanciales en 1989 y en 2000, con la Ley 449, y dos actualizaciones en los años 2007 y 2013. La aprobación se efectuó en base a un proyecto propiciado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, con modificaciones sugeridas por la Comisión de Planeamiento Urbano.

El nuevo instrumento legal da cumplimiento al Plan Urbano Ambiental -PUA- e incorpora nuevos paradigmas para la concreción de una ciudad Integrada, Policéntrica, Plural, Saludable y Diversa, con morfologías y mixturas de usos que reconocen las identidades barriales y regulan el espacio privado desde el espacio público, con instrumentos de gestión urbano-ambiental que concretan el objetivo de la Nueva Agenda Urbana de ONU-Hábitat, y protege las áreas patrimoniales y de identidad existentes. El PUA, que se constituyó mediante la Ley N° 2.930 del 13 de noviembre de 2008, estableció en el artículo 24 que el actual Código de Planeamiento Urbano debe ser reformulado por un Código Urbanístico predominantemente morfológico.

En su carácter de ley marco, el PUA postula que la ciudad desarrolle algunos rasgos: sea una Ciudad Integrada en cuanto a la vinculación de todas sus zonas entre sí y, en especial, de la zona sur con el resto, con los ríos que la rodean y con el Conurbano o Área Metropolitana; que sea Policéntrica, es decir que consolide la jerarquía de su gran Área Central y, simultáneamente, promueva una red de centros secundarios, así como de centros comunales y barriales con identidad y pujanza propia. Que sea también una ciudad Plural, un espacio de vida para todos los sectores sociales, ofreciendo en especial un hábitat digno para los grupos de menor capacidad económica, así como un hábitat accesible para las personas con capacidades diferenciales; Saludable, por las condiciones de habitabilidad que garanticen la calidad ambiental y la sostenibilidad, a partir del uso de tecnologías apropiadas en las actividades productivas y en los sistemas de transporte, de provisión adecuada de infraestructura de saneamiento, de la prevención de inundaciones y de la resolución de la gestión de los residuos. Y una ciudad Diversa que mantenga multiplicidad de actividades residenciales, productivas, culturales y de formas residenciales con distintas densidades y morfologías, compatibilizando los requerimientos de calidad ambiental de cada una de ellas y enriqueciéndolas con su mutua convivencia.

El nuevo Código Urbanístico mira al espacio privado desde el espacio público, cambiando el eje de desarrollo de la Ciudad. Así piensa la normativa morfológica desde el espacio público que enfrentan (calles, avenidas, plazas, parques, ríos) y los usos de suelo para la generación de una ciudad a escala humana-peatonal y vivible. Además, se focaliza en el reconocimiento y protección de la ciudad existente, tendiendo a su completamiento de constructibilidad y preservándola en las diversas áreas identitarias y para ello se han establecido la diferenciación de las Unidades de Edificabilidad entre Corredores (sobre vías de mayor ancho) y Unidades de Sustentabilidad de Altura (sobre los espacios que se encuentran dentro de ellas), reconociendo las diferentes densidades.

Las Unidades de Edificabilidad se clasifican según su escala urbana:

Corredores de Altura – CA: centrales, concentran actividades, transporte y densidad. Con un alto grado de consolidación. Sus alturas guardan relación con el ancho de los espacios públicos que enfrentan.

Corredores Medios -CM: principales, concentran actividades, transporte y densidades, con un menor grado de intensidad y consolidación.

Unidades de Sustentabilidad de Altura Alta -USAA: áreas de menor altura que los corredores, con alturas adecuadas a los espacios públicos de calles y avenidas barriales.

Unidades de Sustentabilidad de Altura Media -USAM: áreas con alturas de escala media, adecuadas por su carácter residencial mixto con cercanía a corredores y centros barriales.

Unidades de Sustentabilidad de Altura Baja – USAB: áreas de alturas menores, adecuadas para el desarrollo principalmente de actividades residenciales. Se dividen en 1 y 2 según su máxima altura.

En relación a los Usos del Suelo el PUA menciona especialmente la diversidad y mixtura de usos para al estructuración y conformación de centralidades. Por otro lado se promueve la pluralidad de actividades a través de la mixtura de usos del suelo en que comercios, servicios, educación, salud, residencia, etc. se generan en las cuatro escalas, promoviendo subcentros barriales.

También se contemplan los equipamientos públicos y privados como situaciones especiales de usos, los que no podrán escindirse del cumplimiento de obligaciones sociales. Regula los Usos de Suelo que corresponden a equipamientos y manteniendo los Equipamientos Especiales (EE) existentes.

Por otro lado, el nuevo código respeta, y a su vez dota de sustentabilidad a las áreas patrimoniales e identitarias conocidas como Áreas de Protección Histórica -APH, Áreas de Equipamientos Especiales -EE- y Urbanizaciones Determinadas -U. Para ello, mantiene los indicadores urbanísticos actuales asimilando la nomenclatura de usos.

– APH: Se conservarán las 40 existentes para cuidar el patrimonio histórico de la Ciudad.
– EE: áreas de servicio para los vecinos, estarán ubicados en lugares tales como escuelas, universidades, hospitales, tiro federal, etc.
– U: Con características especiales, como calles largas y chicas, que se buscan conservar. Ej: Parque Chas, Villa Fraga, Rodrigo Bueno, etc. Todas las villas urbanizadas que obtienen su ley se encuadran en esta clasificación.

Sobre las indicaciones del artículo 11 inciso b) del PUA se regulan mejoras para la Equivalencia de Capacidad Constructiva Trasferible -ECCT, redefiniendo las fórmulas para su cálculo y generando espacios de destino para la capacidad constructiva transferida, lo que posibilitará la puesta en funcionamiento del Fondo de Estímulo para la Recuperación de Edificios Catalogados “FEREC”, que tiene como finalidad apoyar la puesta en valor de los edificios catalogados que forman parte del patrimonio urbano.

Respecto al proceso de reurbanización e integración socio-urbana de los barrios vulnerables, se regulan los principios y contenidos mínimos que deben aplicarse a través de la gestión participativa, reconociendo la diversidad de los barrios y promoviendo su inclusión a la trama urbana. A su vez se proponen áreas de renovación urbana en el Riachuelo, que no solo aportan al desarrollo de esa zona, sino que además promueve su articulación metropolitana con la Provincia de Buenos Aires, buscando que el Riachuelo deje de ser una barrera urbana.

Otro aspecto relevante es la concepción del transporte como un nuevo “estructurante urbano” y para ello se han tenido en cuenta la Red de Expresos Regionales “RER”, la de Metrobuses y la de los Subtes. Asimismo la jerarquización vial guía la propuesta morfológica del Código Urbanístico en la conformación de su tejido (mayores alturas sobre el corredor vial y menores hacia adentro de las áreas de sustentabilidad de altura), como así también en su mixtura de Usos del SUelo, dado que ésta se da sobre vías primarias, y la menor mixtura de usos residencial y comercial se encuentra en las vías terciarias.

También se incorporaron títulos referidos a instrumentos normativos actuales en consonancia con la Nueva Agenda Urbana de ONU-Hábitat como son Lineamientos Urbanos en materia de Articulación Metropolitana y Riberas de los Ríos, Género y Diversidad Sexual, Equidad Intergeneracional y Accesibilidad a las personas con discapacidad, Espacio Público, Resiliencia y Sustentabilidad Urbana, incorporando el concepto de Compromiso Ambiental que busca que los actores privados desarrollen herramientas para tres estrategias: Isla de Calor y Eficiencia Energética- Prevención del Riesgo Hídrico- Restauración de la Biodiversidad. Por primera vez y cumplimentando el Plan Hidráulico, se incorpora un mapa de prevención de riesgos en materia de inundación.

Incluso, se regulan instrumentos territoriales para la actuación de la gestión pública tales como Convenios Urbanísticos, Planes de Sector y de Detalle, entre otros. A su vez, el Código mantiene el “Listado de Inmuebles Catalogados” e incorpora al mismo los edificios catalogados por las Leyes N° 5.888, 5.956, 5.962, 5.963 y 5.973. Se incorporaron edificios catalogados de la Comuna 4 que fueron incluidos con carácter preventivo dentro del Catálogo de Inmuebles Patrimoniales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Del mismo listado, se quitó el inmueble de Cuba N° 3401 que había sido incorporado mediante Ley N° 5095.

También se ajustó el Listado de Monumentos Históricos Nacionales en la Ciudad de Buenos Aires dejando únicamente los que se encuentren catalogados con su respectivo nivel de protección. Y se eliminó el Título 4 “Normas Referenciadas En El Catálogo”, dejando las referencias correspondientes dentro de sus respectivos títulos.

¿Qué se podrá construir?

– Alturas: Se establecen 6 alturas distintas según las zonas y el máximo permitido será de 38 metros. En cambio, en el CPU vigente hay 27 tipos de alturas.

– No habrá más torres sorpresa en los barrios. El vecino podrá consultar qué altura máxima de construcción hay en su manzana, lo que le da previsibilidad y transparencia. Sin embargo, se podrán construir torres en lugares que tienen normas específicas, por ejemplo: Puerto Madero. El concepto “torres” se refiere a las construcciones de elevadas alturas que cuentan con viviendas u oficinas.

– Con el Código Urbanístico el 70% de la Ciudad de Buenos Aires tendrá menos de cinco pisos. Se eliminan los criterios cuantitativos presentes en el CPU (FOT, FOS y la tangente) para respetar la constructividad de cada una de las parcelas. Esos criterios hacían que el CPU sea “interpretativo”, permitiendo la construcción de edificios elevados que hoy vemos en la Ciudad y en muchos casos son disruptivos de la morfología de un barrio.

Otros aspectos

– Limitación de las alturas.

– Mixtura de usos: Se propone un modelo inclusivo en el que prime la mixtura de usos en los barrios para reducir la utilización del vehículo. Habrá cuatro tipos de mixturas de usos, de acuerdo a las características de cada barrio. Ej: las zonas residenciales podrán tener comercios pequeños, mientras que en las zonas con grandes corredores (avenidas) se permitirán las oficinas. El concepto “zoning” no estará en el Código Urbanístico, ya que al impulsar la zonificación se generó una ciudad desintegrada.

– Integración norte – sur: Se plantean políticas urbanísticas que acompañarán las obras orientadas a fortalecer el sur de la Ciudad, tales como la instalación de oficinas del GCABA en Parque Patricios, en el predio de “Elefante Blanco”, en la ex Cárcel de Caseros, etc. El sur se presenta como una zona con mucho potencial en la que se proyecta generar un derrame de actividades comerciales que revitalizará los barrios y otorgará más movimiento.

– Reurbanizaciones: Se incluye un capítulo específico sobre cómo deben llevarse adelante, definiendo normas que empoderan a las mesas de gestión y participación de los vecinos en los lineamientos generales.

– Compromiso ambiental: incorpora estrategias para mitigar las problemáticas ambientales, a través de la promoción del uso de techos verdes, muros verdes, arbolado nuevo y protección del actual, recolección de agua de lluvia, etc.

– Perspectiva de género y diversidad sexual: En pos de seguir ampliando los derechos de las mujeres y las distintas comunidades sexuales, el urbanismo incorpora el enfoque de género para lograr ciudades más inclusivas. De esta manera, en el nuevo Código se promueve la generación de políticas públicas que puedan revertir las exclusiones urbanas y ofrezcan espacios propicios para todos. Por ejemplo: la ubicación de los Centros Integrales de la Mujer, la adaptación de plazas con luminarias, la incorporación de los colores del orgullo gay en espacios de uso urbano como estaciones de subtes y plazas, la cercanía de los servicios que utilizan mayoritariamente las mujeres a sus viviendas, etc.

La ley en su parte resolutiva aprueba el Código, sustituye los artículos 2 y 3 de la Ley N° 2.216, texto consolidado por la Ley N° 5.666, también reemplaza el artículo 7.4.6 del Código de Tránsito y Transporte aprobado por Ley N° 2.148, texto consolidado por Ley N° 5.666, ratifica la vigencia de las Ordenanzas N° 46.229, 43.882, 39.496, 34.870 (modificada parcialmente por la Ley N° 5.172 y su errata la Ley N° 5.298) y la vigencia de la Ley N° 216, texto consolidado por Ley N° 5.666. Además, abroga el CPU vigente, la Ordenanza N° 4.400 y la Ley N° 5.303 y deroga toda disposición normativa que se oponga. En 882 páginas contiene diez títulos y cinco anexos: catálogo de inmuebles protegidos, áreas especiales individualizadas, atlas y plano de edificabilidad y usos.

La Legislatura deberá convocar a una Audiencia Pública y luego la Comisión de Planeamiento Urbano emitirá un nuevo dictamen que será puesto a consideración del Pleno para la aprobación en segunda lectura.

El debate en el Recinto

En su intervención la presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, diputada Victoria Roldán Méndez (VJ) destacó el proceso de construcción colectiva que tuvo el proyecto de ley.

La Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte en cumplimiento del artículo 25 de la Ley N° 2.930 desarrolló estudios y publicaciones que sirvieron de orientación para el proyecto. Asimismo, y por lo dispuesto en el artículo 168 del Reglamento Interno -RI- legislativo se requirió el informe técnico en virtud del cual la Subsecretaría adjuntó las Actas de la Comisión Asesora del PUA-Foro Permanente Participativo-COPE, las sugerencias y propuestas del Consejo del Plan Urbano Ambiental -CAPUAM, artículos publicados en los medios de comunicación y convocatoria a vecinos, las constancias que acreditan la participación vecinal en los encuentros realizados en dos oportunidades en cada una de las 15 Comunas de la Ciudad así como también en barrios vulnerables, la constancia taquigráfica del Seminario del Foro Participativo Permanente realizado el 5 de junio del año pasado, las constancias de los Foros Participativos realizados durante el año 2017, presentaciones antes entidades académicas, comunicaciones oficiales a reparticiones del GCABA y sus respuestas, entre otros documentos.

En los fundamentos se destacó “que en esta casa legislativa se realizaron siete reuniones de Diputados de la Comisión de Planeamiento Urbano en las que se ha dado acabado cumplimiento con lo establecido en el artículo 147 del RI, el cual establece que “las reuniones de comisión tienen carácter público. Una vez abierta la reunión de una comisión, y durante la primera media hora, el presidente o presidenta debe invitar a los particulares o representantes de organizaciones no gubernamentales, que acrediten interés acerca de un asunto incluido en el orden del día, a que expongan oralmente o por escrito, sus opiniones sobre el mismo”. En este sentido, y tal como surge de las versiones taquigráficas, la participación de los vecinos interesados estuvo garantizada, ya que los particulares que asistieron a las distintas reuniones pudieron hacer uso de la palabra y manifestarse una vez abierta la reunión ante los diputados presentes“.

Más adelante se mencionó que “tal como se evidencia de la lectura de las versiones taquigráficas, a todas estas reuniones asistieron también los funcionarios del Ministerio que participaron en la redacción del proyecto de ley, a fin de brindar las explicaciones que se le requirieran y que el proyecto pudiera ser analizado con mayor profundidad“.

Se explicó que se llevaron a cabo dos reuniones participativas: la primera el 4 de mayo último con el objetivo de recibir ideas, propuestas, dudas y sugerencias de todos los interesados en el proyecto. Hubo 188 inscriptos y 47 oradores. Para la segunda, realizada el 15 de junio, se conformó una mesa de trabajo con expertos, con el objetivo de debatir el proyecto con instituciones académicas reconocidas en la materia. La mesa estuvo compuesta por diputados integrantes de la Comisión de Planeamiento Urbano, funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y representantes del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU), Consejo Profesional de Ingeniería Civil (CPIC), Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU-UBA), Sociedad Central de Arquitectos (SCA), Universidades de Palermo, de Belgrano, Di Tella, Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento  (CIPPEC), Consejo Académico de Flacso, Consejo Profesional Inmobiliario (CUCICBA), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Centro Argentino de Ingenieros (CAI), y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Por otro lado, se realizaron en la Legislatura quince reuniones con las Juntas Comunales para ampliar el proceso de debate del proyecto, “trabajando específicamente con los Juntistas de cada Comuna las particularidades de cada barrio, aclarando inquietudes y recibiendo nuevas propuestas y recomendaciones. Es dable destacar, que en las invitaciones se solicitó a las Juntas Comunales que consultaran – con la antelación necesaria- a los miembros de los Consejos Consultivos las opiniones, sugerencias y consideraciones respecto del proyecto para que pudieran remitirlas durante la reunión. Sin perjuicio de esto, y tal como surge de las versiones taquigráficas, en muchas de estas reuniones se pudieron manifestar miembros de los respectivos Consejos Consultivos Comunales“.

Y cumpliendo con la Resolución 718/05 de la Legislatura, la Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico emitió el dictamen correspondiente el 29 de agosto pasado.

La legisladora valoró que el nuevo texto legal “apunta a la transparencia y es comprensible“. Con relación a los ejes fundamentales remarcó que “se estudió el espacio privado desde el espacio urbano. El 70 % de las alturas máximas en la Ciudad de Buenos Aires tendrán menos de 20 metros“. Aludió a que “el actual zoning se convierte en macromanzanas” y enunció los principales cambios realizados al proyecto inicial. Ante funcionarios del Ejecutivo y técnicos presentes en el recinto reafirmó la “elaboración de políticas a largo plazo desde el Estado“, el carácter “vanguardista del proyecto perfectible de actualizar” y concluyó que “es sin duda una ley histórica“.

En la misma línea desde el oficialismo se expresaron Cecilia Ferrero, Maximiliano Sahonero abordando aspectos sobre barrios de emergencia, Cristina García cuestiones de tránsito y transporte, Hernán Reyes las obligaciones respecto a protección del patrimonio y Maximiliano Ferraro defendió la densificación como respuesta a las necesidades actuales y futuras. El presidente del bloque, Agustín Forchieri recordó que “el nuevo código hará de Buenos Aires una ciudad policéntrica, homogénea e integrada. Equilibrada entre el norte y el sur, y es respetuoso de la identidad de los barrios. La mistura de usos permitirá a sus vecinos trabajar y acceder a los servicios que necesitan, sin necesidad de trasladarse grandes distancias. La ciudad del futuro será producto de este nuevo código“.

Desde la oposición manifestaron unánimente la necesidad de modificar la legislación vigente y a la vez el desacuerdo con el proyecto, los diputados Fernando Vilardo y Marta Martínez ((AyL), Myriam Bregman, Gabriel Solano (FIT), Sergio Abrevaya (GEN), Roy Cortina (PS), Carlos Tomada, Paula Penacca, Andrea Conde, Javier Andrade (UC) y María Rosa Muiños (BP).

Argumentaron desprolijidades en el proyecto cuyo texto final fue “presentado dos o tres días antes de la sesión” y “en formato en papel estuvo desordenado“. Se cuestionó el proceso participativo así como que en función de la “especulación inmobiliaria en una ciudad que tiene los mismos habitantes que en la década del 50, se habilitará construir en el tercio que resta con un avance sobre los espacios públicos“.

En los últimos diez años en la ciudad fueron cedidas más de 200 manzanas a emprendimientos privados“, se afirmó. Y “el hecho que se construya más no derivará en que aumentará la población” en dos o tres millones como se aspira. “Las viviendas serán más chicas porque se permite construir en 18 metros cuadrados“. Por otra parte se señalaron deficiencias para la habitabilidad y movilidad de los discapacitados y que “se delegan facultades a la autoridad de aplicación por lo que el Ejecutivo podrá habilitar soluciones no previstas en el Código“.

Se aludió a “la emergencia habitacional de la Ciudad de Buenos Aires por la que hay 146 mil hogares con déficit, 255 mil viviendas vacías, es decir el 24% son ociosas; y que 980 mil personas alquilan siendo que el alquiler afecta hoy el 41% del ingreso familiar“. También “a que el 5% de la población, 126 mil personas, viven recluidas en hoteles viejos“. Y se preguntó “¿A dónde van a vivir los pobres?”.

Es una apuesta a la densificación no planeada sobre la base de mayor edificación limitando las alturas y amplía la constructividad, con el enrase las distintas mixturas de usos y las unidades de sustentabilidad se podrán usar muy mal al punto que cambiarán la fisonomía de barrios enteros para favorecer la constructividad” fueron algunas de las apreciaciones. Se cuestionó que sea “un modelo concentrado en la propiedad privada en detrimento de lo público, un modelo urbanístico altamente productor de fractura social dado que desconoce la dimensión humana“.

Además, se adjudicó al proyecto una política de expulsión: “La ciudad tiene hoy la misma población que en el año 1946, ahora con más construcción y con la contradicción de que por primera vez más de la mitad de quienes trabajan diariamente en la ciudad viven en el Gran Buenos Aires“. Respecto al valor del suelo se explicó que “entre los años 2002 y 2015 aumentó 569% y en la zona sur 712%” y que “en los últimos dos años se sancionaron leyes que habilitaron 2.400.000 m2 más para construir“.

María Inés Gorbea y Juan José Nosiglia fundamentaron la abstención del bloque Evolución: “si bien somos conscientes que el actual Código está desactualizado también sabemos que el proyecto actual está lejos de ser el adecuado porque no tiene una visión integral de la ciudad“. Reclamaron “una morfología urbana con identidad comunal” y advirtieron que “aumentaron los metros cuadrados construidos pero no la población y sobre un total de 1.400.000 viviendas 340 mil está deshabitadas, en los últimos 9 años la construcción de edificios aumentó 9 veces mayoritariamente en el corredor norte; la mayor parte está subconstruida con la zonas norte y este saturadas“. La legisladora reclamó soluciones habitacionales para familias de las clases media y baja de modo racional, a fin de resolver los desequilibrios de densidad poblacional y finalmente instó a “estudiar en detalle el potencial constructivo sin privilegiar el mercado inmobiliario y muchas veces la especulación“. Nosiglia reclamó antes, la sanción de la ley de plusvalía. El monobloque Mejor Ciudad que integra Marcelo Depierro también se abstuvo.

Por otra parte hubo invitaciones al oficialismo a la reflexión, para ampliar el consenso y se aclaró que “hay 40 propuestas de modificaciones presentadas que proponen cambios sustanciales, entre otras, en las condiciones de habitabilidad“.

Tras cinco horas, la votación en general resultó de 34 votos afirmativos de Vamos Juntos, 20 negativos (UC, BP, PS, FIT, PTS, GEN) y 6 abstenciones (Evolución y Mejor Ciudad).

Sesión Ordinaria

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó hoy una ley, en primera lectura, que establece los parámetros de un nuevo Código de Edificación que tiene como objetivo actualizar los procedimientos de construcción para lograr un producto de mayor calidad y menor costo que facilite el acceso a la vivienda. Se busca reducir también la cantidad de obras paralizadas acelerando los tiempos de resolución de trámites de las futuras construcciones, que además serán más sustentables. La iniciativa del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, recibió 34 votos a favor de Vamos Juntos, 20 en contra (UC, BP, PS, FIT, PTS, GEN) y 6 abstenciones (Evolución y Mejor Ciudad).

El actual Código de Edificación, pese a haber recibido alguna modificación particular, es del año 1943 y perderá vigencia el día posterior a que la nueva ley sea publicada en el Boletín Oficial . Previamente deberá realizarse una Audiencia Pública y volver a debatirse el proyecto para su sanción definitiva (requiere 31 votos). Una Cláusula Transitoria del proyecto establece que los trámites de permisos y avisos de obra que se hubieren iniciado con anterioridad a la entrada en vigencia de la presente Ley, serán tratados según lo normado en el Código de la Edificación vigente al momento de dicha presentación.

Como medidas sustentables, el nuevo Código promueve el uso de iluminación led, filtros solares, la incorporación de tanques de acopio, estacionamiento para bicicletas, entre otros, en los edificios. Introduce además la perspectiva de género y diversidad sexual planteando una arquitectura inclusiva en lugares públicos con la habilitación de los baños unisex, baños familiares, y los cambiadores de bebés en sanitarios masculinos y femeninos.

Por otra parte, se justifica en el proyecto que al tener menos costos de construcción se tiende a generar un mayor acceso a la vivienda. También se quitan otras obligaciones que podrían reducir las expensas, como el caso de la vivienda del encargado y la sala para ascensores, que serán optativas.

“Ha quedado de manifiesto que, como consecuencia de los rápidos avances tecnológicos, la normativa edilicia se desactualiza. Generalmente las normas sólo son revisadas cuando las prácticas han ya devenido habituales, provocando un freno en la innovación. Por medio del Nuevo Código se pretende corregir el cúmulo de normas reglamentarias prescriptivas que indican en forma taxativa materiales y técnicas obsoletas, impidiendo la utilización de nuevos materiales y técnicas innovadoras”, señalan los fundamentos del mensaje del proyecto, enviado a la Legislatura por el Jefe de Gobierno el 19 de abril pasado.

Por ese motivo, el proyecto de ley “tiene por finalidad ordenar y guiar el desarrollo físico y constructivo de la Ciudad, concibiendo al mismo, como un sistema complejo y dinámico que debe acompañar los constantes cambios que se producen tanto en el desarrollo de las nuevas tecnologías, como aquellos que se producen en las políticas y prácticas basadas en el desarrollo sostenible”.

“En ese marco -se explica-, el Nuevo Código de Edificación propone un cambio de paradigma al que se ve reflejado en la estructura del Código de Edificación vigente, toda vez que se integrará por un cuerpo principal, complementado por una Reglamentación de carácter técnico, que podrá ser actualizada en forma periódica, facilitando su adecuación en función de los avances tecnológicos y de producción que demanden los estándares constructivos vigentes, manteniendo como pilares fundamentales: la seguridad, la calidad y la sustentabilidad en todo proceso constructivo”.

La diputada Victoria Roldán Méndez (VJ), presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, explicó durante el debate del proyecto que “este Código de Edificación responde a los cambios que ha sufrido la sociedad desde 1943, en que teníamos conformaciones de familia y ciudades muy diversas de las actuales. Busca reconocer estos nuevos modos de vida y redistribuye el espacio habitable para su optimización y eficiencia en nuestra diversidad, a través del uso integrado de espacios dentro de una casa (living-estar-comedor), con las condiciones de habitabilidad, ventilación e iluminación necesarias para el disfrute de la vivienda, fomentando la equidad intergeneracional, la accesibilidad de las personas con discapacidad y la equidad de género y respeto por la diversidad sexual”.

El proyecto se encuentra divido en 5 Títulos que establecen condiciones y estándares a lo largo del proceso de las obras.

En el Título Primero quedan plasmados los objetivos, alcances del marco normativo y las generalidades del código.

En el Título Segundo se definen condiciones para los procedimientos administrativos referidos al proceso de obra, haciendo especial hincapié en la razonabilidad y eficiencia de los controles del proceso. La simplificación, agilización y transparencia son los vectores ordenadores de los criterios de clasificación de los permisos. Se categorizan los distintos tipos de permiso a los efectos de establecer diferentes tipos de tramitación. La responsabilidad de los sujetos intervinientes, su identificación y registro son aspectos de especial importancia en la nueva norma. Se clarifican los alcances de cada uno y se crea el registro de empresas constructoras.

Por su parte, el Título Tercero engloba a todas las condiciones y prestaciones referidas al proyecto. En esta instancia se define el marco regulatorio que establece los parámetros que deben cumplir los edificios en relación a la estética urbana, a la habitabilidad, salubridad, a la accesibilidad, a la seguridad y a la sustentabilidad.

La nueva normativa establece:

– Pautas en materia de estética urbana la cual amerita la tutela estatal, considerando la preservación patrimonial por medio de la definición de los criterios de intervención y diversos grados de adecuación.
– Nuevas condiciones para la distribución de la superficie de las viviendas, con las mismas prestaciones en términos de habitabilidad, ventilación e iluminación, teniendo como consecuencia la mejora de su funcionalidad y un mayor acceso a la vivienda.
– Nuevos parámetros para garantizar mejoras en la habitabilidad, la accesibilidad y la salubridad, incluyendo políticas de género, actualizando la clasificación de los usos.
– Nuevas prestaciones relativas a la prevención y protección contra incendios, teniendo en consideración los tipos de locales y usos.
– La implementación del diseño sustentable, estableciendo soluciones ambientales y requisitos mínimos que deberán ser respetados, como el control en el uso del agua, el uso eficiente de la energía, y la gestión de residuos en obra, entre otros.
– Respecto de las Estructuras se incorporan nuevos estándares de calidad para el cálculo y seguridad de las construcciones.

El Título Cuarto refiere al proceso en la etapa de la ejecución de las obras, su seguridad y los controles.

El Título Quinto establece nuevos requerimientos vinculados a la Conservación y Mantenimientos de los edificios luego de finalizadas las obras en el entendimiento de que las obras deben ser eficientes no sólo en el momento de su construcción sino a lo largo de toda su vida útil.

El proyecto de ley que tiene 310 páginas, según manifiesta el Ejecutivo “prepara así, al territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para afrontar los nuevos desafíos que plantean las necesidades de las grandes urbes y la aplicación de políticas sustentables, donde la calidad medioambiental urbana es el hilo conductor de la transformación. En conclusión, este proyecto permitirá una periódica revisión y actualización técnica, que acompañe junto con los avances tecnológicos el desarrollo físico y constructivo de la Ciudad, y atendiendo las necesidades sociales de sus habitantes”.

El mensaje del Jefe de Gobierno asegura que “se ha dado debido cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 25 de la Ley N° 2.930, desarrollando mesas de trabajo con distintas instituciones profesionales y académicas, así como instancias de participación vecinal, a través de reuniones y foros participativos. Durante todo el proceso se difundieron mediante publicaciones los distintos borradores y avances del proyecto”.

Los proyectos fueron trabajados durante cinco meses por la Comisión de Planeamiento Urbano con la participación de profesionales especializados, las distintas Cámaras que agrupan a la actividad de la construcción, Juntas Comunales y organizaciones sociales. El debate de hoy, durante cinco horas en su tratamiento en el Recinto, tuvo posturas a favor y en contra del nuevo Código de Edificación.

Transcripción en Lenguaje de señas

Al comienzo de la sesión, el presidente del cuerpo legislativo Diego Santilli agradeció a las autoridades, la implementación por primera vez en las sesiones ordinarias, del lenguaje de señas.

El 15 de noviembre de 2001 a través de la Ley N° 672 la Legislatura reconoció “oficialmente el lenguaje e interpretación de señas como lengua y medio de comunicación para las personas con necesidades especiales auditivas en todo el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires“. Y el 14 del mes siguiente mediante la Ley N° 732 se dispuso que “Todos los poderes y organismos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, particularmente en las áreas de atención general al público y en todas aquellas que ante un evento público así lo requiera, deberá contar al menos con un agente por turno con conocimiento de la Lengua de Señas Argentina (LSA) con el objeto de facilitar la atención y prestar funciones en todas las actividades, discursos y pronunciamientos realizadas por los mismos con el objeto de promover la igualdad de oportunidades para todas las personas sordas e hipoacúsicas“.

Distinciones y homenajes

El Cuerpo Parlamentario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó este jueves la declaración de Personalidad Destacada en el ámbito de la Cultura al músico y compositor Facundo Saravia.

Nacido en Buenos Aires, tras 40 años de trayectoria, sobresalió en el género folclórico y decidió ponerle fin a su carrera este año. Fue parte del grupo Los Chalchaleros y también grabó discos como solista, por los que recibió diversos premios. En el 2002 hizo su último disco “Facundo”, buscando en esa nueva etapa lograr un lugar dentro del folclore y seguir con temas que lo preocupan como “En Espera”, canción referida a la donación de órganos o la zamba “Viejo amigo”, dedicada a las personas mayores que no tienen las atenciones que merecen. Las autoras del proyecto de declaración fueron María Luisa González Estevarena (VJ) y María Rosa Muiños (BP).

En el mismo sentido fue reconocido el guitarrista, bajista, cantante y compositor Edelmiro Molinari. Fue uno de los fundadores del mítico grupo “Almendra”, creado en 1967, y luego formó parte de otras bandas como “Color Humano”, además de haber probado suerte también como solista. Los legisladores Guillermo Suárez y Omar Abboud (VJ) impulsaron la iniciativa.

En cultura también fue distinguido el director de orquesta Carlos Alberto Vieu. Con una sólida formación, el músico dirigió destacadas orquestas e instruyó a jóvenes que buscaban incursionar en la actividad. Fue premiado en varias oportunidades y lleva dirigidos más de 30 títulos operísticos en diferentes teatros del país y el mundo. Los diputados Carolina Estabarena, Omar Abboud, Claudio Romero y Eduardo Santamarina (VJ) presentaron el proyecto.

En el ámbito de la salud fue destacado el Dr. Esteban Cvitkovic. Se trata de un oncólogo clínico focalizado en el tratamiento de los tumores sólidos, en el desarrollo temprano e intermedio de drogas antitumorales y en la optimización terapéutica. Cuenta con una trayectoria de más de 40 años de intenso trabajo en el área asistencial, en la docencia y en la investigación. La iniciativa surgió de la legisladora Victoria Montenegro, con coautoría de sus pares Javier Andrade y Lorena Pokoik (UC).

También fue reconocido como Personalidad destacada de las Ciencias de la Salud el Dr. Luis Adolfo Grosembacher por su invalorable aporte a través de una trayectoria dedicada al desarrollo y promoción de la investigación médico-científica para el tratamiento de la diabetes y la mejora en la calidad de vida de los pacientes que la padecen. Los diputados Claudio Heredia y Santiago Roberto (BP) presentaron el proyecto de declaración.

En tanto, en deporte fue distinguido el ex arquero del Club Español Pedro Omar Catalano, por sus valores destacables tanto deportiva como socialmente. Comenzó su carrera en Villa Dálmine y luego defendió el arco del conjunto del Bajo Flores desde 1976 hasta 1994, dedicación reconocida con una tribuna que lleva su nombre. La legisladora Silvia Gottero (BP) impulsó la iniciativa junto a sus compañeros Claudio Heredia, Santiago Roberto (BP), Sol Méndez (VJ) y Leandro Santoro (UC).

Huéspedes de Honor

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró Huésped de Honor al exiliado político venezolano Antonio Ledezma. En 2015 el abogado fue detenido en Caracas – Venezuela, y estuvo 1002 días sin sentencia, en un proceso de persecución y encarcelamiento de la oposición política. El 17 de noviembre del año pasado logró huír hacia España para solicitar asilo político. Los diputados Marcelo Guouman, Leandro Halperín y Patricia Vischi (E) impulsaron la iniciativa.

En el mismo sentido fue distinguido el Presidente del Comité Olímpico Internacional -COI-, Thomas Bach, quien visitará la Ciudad entre el 28 de septiembre y el 20 de octubre del corriente año. El abogado y ex esgrimista alemán está atravesando un mandato de ocho años frente al COI, organismo encargado de promover el olimpismo en el mundo y coordinar las actividades del Movimiento Olímpico. El legislador Francisco Quintana (VJ) presentó el proyecto junto a su par Jian Ping Yuan (VJ).

Además, el psicólogo experimental y científico cognitivo canadiense Steven Pinker fue reconocido por iniciativa de las diputadas Paola Michielotto, Mercedes de las Casas, María Luisa González Estevarena y del diputado Daniel del Sol (VJ). Estará de visita el 11 de septiembre del corriente año para brindar una conferencia abierta al público sobre el progreso de la humanidad que busca contrastar con las visiones más pesimistas de nuestro presente y futuro.

Catedral armenia

El Cuerpo Parlamentario conmemoró el 80° aniversario de la Catedral San Gregorio El Iluminador, sita en Armenia 1353 del barrio de Palermo -Comuna 14, y dispuso la colocación de una placa.

La construcción del templo comenzó en 1937 gracias a la donación de Hrant Nikotian, de acuerdo con el proyecto realizado por el arquitecto Israel Arslan, que se inspiró en la arquitectura tradicional armenia presente en la cúpula con gorra cónica, el campanario con columnatas, el altar mirando al este y arcos ojivales y semicirculares. Actualmente la Institución Administrativa de la Iglesia Armenia, más conocida como Centro Armenio, constituye un complejo educativo, cultural, civil y religioso, en torno del cual gira una nutrida agenda de actividades. El diputado Daniel Presti (VJ) es autor de la iniciativa.

Museo en La Boca

Este jueves se aprobó la conmemoración del 80° aniversario de la fundación del Museo de Bellas Artes de la Boca de Artistas Argentinos “Benito Quinquela Martín” y la entrega de una bandeja honorífica a su director Víctor Fernández.

La institución cuenta con una importante colección de obras de arte figurativas argentinas desde fines del siglo XIX hasta la actualidad, además de la obra propia de Quinquela Martín. La misma representa no solamente los paisajes, tipos y costumbres sino también enfatiza las convicciones de su creador, sus preferencias, su posición comprometida con los procesos educativos y de formación de ciudadanía nacional argentina. Promovió una concepción del arte como factor decisivo en los procesos cotidianos de construcción de identidad. Los legisladores Gastón Blanchetiere, Jorge Apreda, Natalia Fidel y Diego García de García Vilas (VJ) presentaron el proyecto que tuvo despacho de la Comisión de Cultura.

Beneplácito por campeonato de la Selección femenina de básquet

La Legislatura porteña manifestó su beneplácito por el histórico triunfo de la Selección argentina de básquetbol femenino en el Campeonato Sudamericano de Colombia 2018, después de 70 años de su primer y último título de esa índole.

Las Gigantes, como se apoda el equipo, hicieron historia el martes pasado tras vencer a Brasil en la final del torneo. De esta manera, el conjunto nacional disputará el Mundial de España que se llevará a cabo del 22 al 30 de septiembre, en Tenerife. Además, clasificaron a la Copa América 2019. La diputada Paola Michielotto impulsó el proyecto junto a su par Daniel del Sol (VJ).

Nuevo representante en el Consejo Asesor del Deporte

El diputado Jian Ping Yuan (VJ) fue designado en reemplazo de su par Christian Bauab (VJ) como representante de la Legislatura ante el Consejo Asesor del Deporte, conforme lo dispuesto por la Ley Nº 1624.

La norma que creó el Consejo Asesor del Deporte dispone que estará presidido por el Director General de Deportes o quien éste designe o quien lo reemplace y un representante de cada institución deportiva que se inscriba en el Registro Único de Instituciones Deportivas. Asimismo lo integran dos representantes de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno de la Secretaría de Salud, otro de la Secretaría de Educación y uno por la Universidad de Buenos Aires.

Mediante la resolución N° 4/2018, aprobada el 15 de marzo último, se designó al diputado Bauab en atención a que en dicha oportunidad era quien presidía la Comisión de Turismo y Deportes de la Legislatura. Actualmente y teniendo en consideración que el diputado Yuan es el actual presidente de la referida comisión se propuso que éste integre el Consejo. El presidente del bloque oficialista, Agustín Forchieri (VJ) presentó el proyecto de resolución que fue aprobado sobre tablas.

Emplazamiento de un cruceiro en la Parroquia San Ignacio de Loyola

El Cuerpo Parlamentario adhirió a las celebraciones por el emplazamiento de un Cruceiro Gallego en el atrio de la Parroquia San Ignacio de Loyola, a realizarse el 8 de septiembre del corriente año.

El proyecto se desarrolló en el marco de una colaboración entre la Xunta de Galicia y la Embajada de España en Argentina. El Cruceiro es una talla de carácter religioso, realizado en piedra de granito, que consta esencialmente de un pedestal, una base, un fuste, un capitel y una cruz. Se decidió el lugar de su emplazamiento en el atrio ubicado en las intersecciones de las calles Bolívar y Adolfo Alsina, concretamente en la Comuna 1, barrio de Monserrat. Los diputados Eduardo Santamarina y Claudio Cingolani (VJ) impulsaron el proyecto de declaración.

Beneplácito por celebración de Rosh Hashaná

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires saludó a la comunidad judía y expresó su beneplácito en la víspera de la celebración de Rosh Hashaná, Año Nuevo Judío.

El próximo 10 de septiembre la comunidad judía celebra el inicio del año 5.779. Para su tradición, Rosh Hashaná, cuyo significado en hebreo es “cabeza de año”, comienza con la salida de la primera estrella del día anterior, siendo el 10 y 11 de septiembre días festivos para toda la comunidad judía. De Latinoamérica, Argentina es el país con mayor cantidad de habitantes que profesan la religión judía, con aproximadamente 200 mil personas, y el séptimo país del mundo. Se estima que el 90% de la comunidad judía del país vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La diputada Cecilia Ferrero (VJ) es autora de la iniciativa.

Se dispuso la colocación de placas conmemorativas

Este jueves se aprobó la colocación de una placa homenaje al pintor Carlos Gorriarena en la fachada del edificio sito en San Lorenzo 352/354/356/358 del barrio de San Telmo, lugar donde estuvo el taller del artista plástico. Realizó más de 40 exposiciones individuales en el país y en el exterior, participó de más de 30 muestras colectivas alrededor del mundo y obtuvo variados premios a lo largo de su carrera. Luego de intensos años de búsqueda y exploraciones, murió en La Paloma -Uruguay- el 16 de enero de 2007. El proyecto fue presentado por el legislador Omar Abboud (VJ).

En igual sentido se dispuso la colocación de una placa en Pasaje Alejandro Korn 4283, barrio de Floresta, en recuerdo y agradecimiento al Padre Octavio Cárdenas -fallecido en 1995- por su labor en favor de la comunidad barrial. Los diputados Eduardo Santamarina, José Luis Acevedo y Claudio Romero (VJ) impulsaron la iniciativa.

Además, por impulso de la legisladora Natalia Fidel (VJ), se colocará una placa empotrada en la calle Gral. Juan Domingo Perón 1818, del barrio de Balvanera, en conmemoración al 50° aniversario de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador y a su destacada labor educativa. En estos años la institución fue creciendo constantemente en la inscripción de alumnos, en la cobertura geográfica, en el régimen docente y en la actualización de los planes de estudio conforme a los desarrollos más actuales de las disciplinas.

En tanto, se dispuso la colocación de una placa en el “Hospital Infanto-Juvenil Dra. Carolina Tobar García” sito en la calle Ramón Carrillo 315 de Barracas, al cumplirse 50 años de su apertura oficial. La institución siempre ha trabajado al límite de las posibilidades ya que la demanda sigue siendo altísima porque atiende a pacientes de la CABA, del conurbano bonaerense y de muchas provincias, siendo hospital de referencia por su excelencia profesional y por la calidad humana de sus trabajadores. La diputada Patricia Vischi (E) es autora del proyecto de resolución.

También se declaró beneplácito al cumplirse el 80° aniversario del Hospital de Gastroenterología “Dr. Carlos Bonorino Udaondo”, sito en av. Caseros 2061 de Parque Patricios, y dispuso la colocación de una placa. Es una institución reconocida y de referencia en su especialidad no sólo en la CABA sino en todo el país. Los legisladores Javier Andrade, Victoria Montenegro, Paula Penacca, Lorena Pokoik, Mariano Recalde y Leandro Santoro (UC) impulsaron la distinción.

Por otra parte, se rindió homenaje al 30° aniversario de la Facultad de Ciencias Sociales, perteneciente a la Universidad de Buenos Aires, fundada el 7 de septiembre de 1988, y se adhirió a los festejos que se realizarán con ese motivo. Se colocará una placa y se hará entrega de una bandeja conmemorativa a las autoridades de la institución por el aporte educativo, científico social y cultural a la comunidad. El proyecto de resolución fue elevado por los diputados Claudio Heredia y Santiago Roberto (BP).

Por último, fue aprobada la restitución de la placa recordatoria y el basamento de mampostería emplazados, mediante la sanción de la Resolución Nº 233/2013, en la calle Avellaneda 2953 del barrio de Flores, con el siguiente texto: “Aquí fue asesinado José Ignacio Rucci, Secretario General de la CGT, el 25 de septiembre de 1973. Homenaje de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 25/09/2013“. El proyecto surgió tras el reclamo de los vecinos del barrio que solicitaron la reposición. Las diputadas Cristina García, Paola Michielotto y el diputado Daniel del Sol (VJ) elevaron la propuesta.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.