EL SENADO EN LA ONU POR LA CUESTIÓN MALVINAS

0

Argentina logró el apoyo unánime de todo el Comité de Descolonización de la ONU para encontrar una solución pacífica y reanudar las negociaciones diplomáticas.

También se logró que el G77 + China apoye no sólo la cuestión Malvinas, sino también la soberanía argentina sobre los recursos naturales.

El senador Adolfo Rodríguez Saá, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la Nación; la senadora María Eugenia Duré del Frente de Todos; el senador Pablo Blanco de Juntos por el Cambio, ambos representantes de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur e integrantes del Consejo Malvinas; y el director general de Relaciones Internacionales de esta casa, Franco Metaza, integraron la delegación argentina encabezada por el canciller Santiago Cafiero, e integrada también por el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Mellela; funcionarios provinciales; diputados nacionales; y ex combatientes; que participó del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU) que tuvo lugar en Nueva York el pasado 23 de junio.

Como es costumbre, año tras año, la Argentina se presenta ante el Comité de Descolonización de la ONU, para reclamar de forma pacífica sobre la soberanía de nuestras Islas Malvinas. La delegación argentina obtuvo este año grandes logros diplomáticos que fueron la aprobación por consenso y unanimidad, sin necesidad de votación en el recinto, de la resolución que insta a que se reanuden las negociaciones diplomáticas; y como novedad, se sumó el apoyo del G77 + China, integrado por 134 países, no sólo en la cuestión Malvinas, sino también en su soberanía sobre los recursos naturales del territorio en disputa.

El conflicto por la soberanía entre la Argentina y el Reino Unido, que continúa aún hoy pendiente de negociación y solución, reconocido por la Asamblea General, fue plasmado en la Resolución N° 2065 adoptada en 1965, en la que se reconoce la existencia de una disputa de soberanía entre el Reino Unido y la Argentina en torno a las Islas Malvinas y establece que el caso se encuadraba en una situación colonial que debía ser resuelta.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.