En la Ciudad los inquilinos no pagarán comisiones, honorarios ni gestoría

0

Así lo establece una ley sancionada hoy para los casos de uso habitacional. Buscan proteger contra abusos a los locatarios, ya que un tercio de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires alquila vivienda.

En los contratos de alquileres que se realicen en la Ciudad de Buenos Aires, las inmobiliarias no podrán cobrar más del 4,15 % de comisión y serán los propietarios los que deberán pagarla en los casos de viviendas para uso habitacional.

Los inquilinos tampoco deberán pagar comisiones u honorarios por corretajes o por la administración de las locaciones y las inmobiliarias no podrán cobrarles gastos de gestoría de informes. Además, deberá exhibirse en las ofertas de casas o departamentos estas disposiciones, tanto en los locales de empresas inmobiliarias como en las páginas web u otras formas de promoción.
Así lo dispuso una ley sancionada este jueves por la Legislatura porteña con consenso de la mayoría de los bloques y tras una variada cantidad de proyectos -entre ellos de la Asociación de Inquilinos Agrupados- que fueron tratados en comisiones parlamentarias.

De acuerdo a la Encuesta Anual de Hogares de la Ciudad, el 35,7% de los inmuebles con destino para viviendas son ocupados por inquilinos.
Las nuevas normas para proteger a los inquilinos de viviendas de posibles abusos de propietarios e intermediarios, se dispusieron mediante modificaciones a la Ley 2340 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (texto consolidado de la Ley 5666), que es la que regula las actividades de los corredores inmobiliarios.

Lo sancionado esta tarde establece lo siguiente:
– “Para los casos de locaciones de inmuebles con destino habitacional en los que el locatario sea una persona física, el monto máximo de la comisión será el equivalente al 4,15 por ciento del valor total del respectivo contrato, a cargo del locador” (nuevo inciso 2 del art. 11).
– “Queda expresamente prohibido en las locaciones con destino habitacional en los que el locatario sea una persona física, requerir y/o percibir, mediante cualquier forma de pago, comisiones inmobiliarias y/u honorarios por la intermediación o corretaje a locatarios, sublocatarios y/o continuadores de la locación. La prohibición resulta extensiva a los honorarios por la administración de dichas locaciones” (nuevo inciso 7 del artículo 13).
– Las inmobiliarias podrán “solicitar informes a los organismos oficiales sobre las condiciones de dominio, gravámenes e inhibiciones (…) Los costos de gestoría de dichos informes no podrán ser requeridos a los locatarios de inmuebles con destino habitacional que sean personas físicas” (nuevo inciso 2 del art. 10).
– Tanto en las publicaciones de página web cuanto en carteles de las oficinas inmobiliarias, se debe informar de manera clara y visible lo siguiente: “Se encuentra prohibido cobrar comisiones inmobiliarias y gastos de gestoría de informes a los inquilinos que sean personas físicas. Para los casos de alquiler de vivienda, el monto máximo de comisión que se le puede requerir a los propietarios será del 34,15 por ciento del valor total del contrato”. “Se encuentra prohibido cobrar a los inquilinos que sean personas físicas comisiones inmobiliarias y gastos de gestoría de informes”.
– Respecto al Instituto de la Vivienda se incorporó como función “Ejercer el control del cumplimiento de las leyes locales que regulen aspectos vinculados a la materia locativa-habitacional y brindar asesoramiento descentralizado a propietarios e inquilinos”. (nuevo inciso i) del art. 4 de la Ley 1251, texto consolidado según Ley 5666).

Tras el uso de la palabra como miembro informante del presidente de la Comisión de Legislación General diputado Daniel Del Sol (PRO), intervinieron Adrián Camps (PSA), Laura Marrone (FIT), María Vischi (SUMA+), Javier Andrade (FpV), Hernán Arce (PS), Gustavo Vera (BC), Gabriel Fuks (CNM), Fernando Vilardo (AyL), Marcelo Ramal (FIT), María Rosa Muiños (BP), Diego García de García Vilas (CP), Maximiliano Ferraro (CC). En tanto Paula Penacca (FpV) propuso modificaciones que no fueron aceptadas por el oficialismo.
Finalmente, la votación en general resultó de 51 votos positivos y dos abstenciones: Marrone (FIT) y Vilardo (AyL).

Trasladarán el ministerio de Hábitat y Desarrollo Urbano a Ciudad Oculta

Se aprobó en primera lectura una ley que rezonifica los terrenos donde se levanta la estructura del inconcluso hospital conocido como “Elefante Blanco”. Allí se construirán las oficinas de la cartera de Hábitat y Desarrollo Humano.

Los diputados de la Ciudad de Buenos Aires dieron su aval, en primera instancia, para construir el nuevo edificio del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano en los terrenos donde hoy se levanta la construcción vetusta, abandonada y convertida en asentamiento precario conocida popularmente como “El Elefante Blanco”, en la villa “Ciudad Oculta” del barrio porteño de Mataderos (Comuna 9).

Por iniciativa original de la Jefatura de Gobierno y con despacho de la Comisión de Planeamiento Urbano, los legisladores aprobaron la normativa para permitir la apertura de una calle y las zonificaciones catastrales correspondientes para emplazar las oficinas del nuevo ministerio en la ex Villa 15. Por tratarse de una ley de primera lectura, deberá convocarse a Audiencia Pública antes de la votación para su sanción definitiva.

Los terrenos están emplazados sobre la avenida Piedra Buena, casi en su intersección con avenida Eva Perón. El predio es una superficie de más de dos hectáreas en el lugar que históricamente estuvo destinado al Instituto de la Tuberculosis, obra proyectada en el año 1923 por la Liga Argentina contra la Tuberculosis, comenzada en 1938 y paralizada a los pocos años. Luego, el gobierno peronista (1946-55) proyectó convertir esa mole de cemento en el más grande hospital de niños pero la obra quedó trunca tras el derrocamiento de esa administración.

Los fundamentos de la comisión parlamentaria que preside Agustín Forchieri (PRO), sostienen que “para garantizar la igualdad de oportunidades y la inclusión social de la población, resulta necesario contar con recursos humanos y físicos que permitan desarrollar las tareas en mejores condiciones y en ámbitos más cercanos a las áreas vulnerables”.

Los usos del terreno

Se estableció que el terreno que engloba las dos parcelas afectadas será destinado hasta un 40 por ciento a edificación y el 60 por ciento restante será espacio libre de construcciones.
De aquel 40%  edificable, la mitad podrá alcanzar una altura máxima de 22 metros. La superficie restante podrá alcanzar una altura máxima de 7 metros.
De lo no edificable, la cuarta parte se destinará a estacionamiento y el resto a espacio público preferentemente.
Se deberá materializar una vía pública, con características de calle de convivencia, entre la calle Hubac y la calle sin nombre oficial en deslinde de parcelas 1 y 2. También, una calle interna de comunicación y acceso a estacionamiento.

La norma fue aprobada en primera lectura por 39 votos a favor y 19 abstenciones del FPV, el interbloque Evolución y los diputados de izquierda.
El miembro informante, diputado José Luis Acevedo (PRO) dijo que el gobierno de su partido está haciendo “la revolución en infraestructura social más grande de la historia de la Ciudad”.
“La aprobación de las herramientas para el traslado del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat donde hoy se encuentra el Elefante Blanco en Ciudad Oculta es un eslabón más en una cadena que el Ejecutivo porteño convirtió en una Política de Estado, la urbanización total de la Ciudad de Buenos Aires”, acotó. Además, explicó que el proyecto para trasladar el ministerio a la ex Villa 15 se suma al de la instalación del Ministerio de Educación en la Villa 31 y a la urbanización de varios barrios de villas y asentamientos.
“Estamos en camino para convertir un  lugar donde existe un edificio abandonado desde hace décadas ícono de la desidia del Estado, en uno moderno que albergará al ministerio permitiendo establecer una presencia permanente en el lugar”, resumió Acevedo.

Luego plantearon objeciones o disidencias parciales los legisladores María Rosa Muiños (BP), Javier Andrade (FPV), Marcelo Ramal (FIT) y Marcelo Depierro (MC), tras lo cual cerró el debate Forchieri.

 

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.