Es ley el proyecto de sostenibilidad de la deuda pública

0

TAMBIÉN SE APROBÓ UN BENEFICIO EXTRAORDINARIO Y POR ÚNICA VEZ PARA LOS FAMILIARES DE TRIPULANTES DEL ARA SAN JUAN, UN RÉGIMEN PARA LA CONSTRUCCIÓN Y UNA INICIATIVA PARA EL DESARROLLO DEL SISTEMA NACIONAL CIENTÍFICO.

La Cámara de Diputados convirtió en ley este jueves por amplia mayoría el proyecto de sostenibilidad de deuda pública que establece que los acuerdos de financiamiento con cualquier organismo internacional, deberán ser aprobados por una ley del Congreso Nacional.

La sanción de la iniciativa contó con el respaldo de 233 votos que fueron aportados por el del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, los interbloques Federal, el Movimiento Popular Neuquino, y Acción Federal, en tanto que los dos monobloques de izquierda rechazaron la propuesta.

Además se abstuvieron el referente de la Corriente Clásica y Combativa y diputado del Frente de Todos, Juan Carlos Alderete, y la legisladora del Pro María Piccolomini.

Juntos por el Cambio votó en contra del articulo primero y tercero porque pidió cambios de redacción que el oficialismo no aceptó como lo había anticipado ayer cuando se discutió el proyecto en comisión.

En cuanto a la iniciativa aprobada, determina que «la Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional de cada ejercicio deberá prever un porcentaje máximo para la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras respecto del monto total de las emisiones autorizadas para ese ejercicio».

En ese sentido, el texto establece que toda emisión de ese tipo que supere dicho «porcentaje requerirá de una ley especial del Congreso que la autorice expresamente».

En el artículo segundo, el proyecto dispone que «todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como también cualquier ampliación de los montos de esos programas u operaciones, requerirá de una ley» del Congreso «que lo apruebe expresamente».

Al abrir el debate, el presidente de la comisión de Presupuesto de la cámara baja, Carlos Heller (Frente de Todos) sostuvo que con esta iniciativa el Congreso «aprobará un plan rector que dará certezas y confianza a la ciudadanía».

«Es un gran paso para ir consolidando y afianzando la institucionalidad. Va a marcar un hito en la historia legislativa de nuestro país, en lo que tiene que ver con el endeudamiento», agregó.

Para la diputada nacional, Fernanda Vallejos, presidenta de la comisión de Finanzas de la Cámara baja, se trata de un tema «central» en la agenda del país y sostuvo que la iniciativa constituye «un resguardo poderoso», a la vez que destacó el anhelo de «que esta ley resulte un punto de partida para un elemento constitutivo clave: el Nunca Más a los procesos de fuga y endeudamiento».

«Nuestro gobierno vino a saldar el desastre de la anterior crisis de deuda que había terminado en el default de 2001; y además se había construido un hito histórico como fue el de habernos quitado de encima el lastre que significaba la tutela del FMI”.

Desde la oposición, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina dijo expresó el acompañamiento del PRO al entender que «hay que darle más atribuciones al Congreso».

De todos modos, el legislador opositor por Santa Fe anticipó que ese interbloque votará en contra del artículo primero y en el tercero», al considerar que se contradicen con la ley de Administración Financiera.

En ese sentido, el radical Luis Pastori señaló que al establecer en el proyecto que en el caso del endeudamiento en dólares no se puede destinar a gastos corrientes con lo cual «se podría entender que está permitiendo que la deuda pública interna, la que se emite en pesos y se puede pagar en el país, si pueda ser destinada a pagar gastos corrientes».

El presidente del Interbloque Unidad y Equidad Federal, José Luis Ramón, afirmó que el proyecto de sostenibilidad de la deuda «es un enorme paso» para la Argentina con la mirada puesta en que el «el Congreso recupere sus funciones y su poder»

«La única manera de lograr estabilidad es con acuerdos serios y volviendo a un equilibrio entre los poderes. El Congreso tiene que recuperar sus funciones y su poder”, afirmó.

En tanto, el diputado de izquierda, Nicolás del Caño, dijo que este proyecto «es una verdadera impostura. Hace que el Congreso actúe como una escribanía que dé garantía a todas las operaciones de deuda en jurisdicciones extranjeras”.

A su vez, la legisladora del Movimiento Popular Neuquino, dijo que «estamos reforzando la división de poderes plasmada en el artículo 75 de nuestra Constitución Nacional, poniendo al Poder Legislativo en un rol central en temas de endeudamiento”.

Por otra parte, se aprobó por unanimidad el proyecto que otorga por única vez un beneficio extraordinario a los familiares de los y las tripulantes del submarino ARA «San Juan». La norma enviada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, reconoce a los familiares de los 44 tripulantes. Obtuvo media sanción por 233 votos afirmativos y será girada al Senado.

El diputado Carlos Fernández (UCR), titular de Defensa Nacional, explicó que el proyecto consagra en favor de familiares de los tripulantes del ARA “San Juan” un beneficio extraordinario de carácter económico. En ese sentido, recordó que el hundimiento “fue un hecho doloroso que conmovió a la sociedad argentina y hubo una inmensa solidaridad internacional, que vimos en el desarrollo de la búsqueda del submarino”.

En tanto, Germán Martínez (Frente de Todos) consideró que se trata de “un gesto de reparación y acompañamiento a los familiares” de carácter voluntario.

En otro orden temático, el pleno de la Cámara baja aprobó la implementación de un régimen destinado a promover las inversiones en la construcción de obras privadas nuevas. La norma fue respaldada por 205 votos afirmativos, 2 votos negativos y 11 abstenciones y será girada al Senado para su sanción definitiva.

Como miembro informante, el diputado Domingo Amaya (PRO), titular de la Comisión de Vivienda y Ordenamiento Urbano, lo calificó como “un proyecto fundamental para la reactivación económica del país, porque va a generar puestos de trabajo de manera concreta”.

En tanto, la diputada Melina Delú (Frente de Todos) agregó que “esta ley propone medidas sumamente acertadas”. “Vamos a poder terminar las 55 mil unidades habitacionales que se encuentran paralizadas”, resumió.

Durante la sesión especial también obtuvo media sanción el proyecto de Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación con 189 votos afirmativos, 2 negativos y cero abstenciones.

La iniciativa busca declarar de interés nacional el desarrollo del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. Establece un incremento progresivo del presupuesto de ciencia, con el objetivo de alcanzar el 1% del PBI para el año 2032.

El diputado José Luis Riccardo (UCR), titular de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, explicó que “se trata de una política de financiamiento sustantivo y progresivo”. “Es imprescindible establecer previsibilidad y certezas que aseguren el crecimiento y la expansión del sistema. Como nunca antes, la humanidad está a la expectativa de los logros de nuestros científicos”, argumentó.

Desde el Frente de Todos, la diputada Claudia Bernazza destacó el enfoque de género del proyecto y celebró la “voluntad política” para alcanzar la media sanción.

En el recinto estuvieron presentes el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza; la presidenta del CONICET, Ana María Franchi; y el subsecretario de Coordinación Institucional del ministerio, Pablo Núñez.

Al comienzo de la sesión, prestaron juramento Jorge Verón, quien asumió su banca como diputado en reemplazo de Pablo González; y Carlos Ortega, en lugar de Magdalena Sierra. Ambos asumieron su banca en el bloque oficialista del Frente de Todos.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.