Habemus Pichetto

0

Por Horacio Umbídez

El viejo, querido e inoxidable Senador Pichetto! Cuando parecía que varias jugadas lo tenían contra las cuerdas, sacó a relucir el bastón de Mariscal y transformó una segura derrota en una llave de judo que acorraló a los que estaban pidiendo su cabeza para entregársela a Cristina. Por supuesto que las jugadas que orquestó contaron con la “inocencia, impericia, mala praxis y desidia”, al decir de los Radicales, de algunos nuevos y viejos zorros de la política.

Esas jugadas son las que hoy, más allá de su campaña presidencial, le permiten pasar del cono de sombras en el cual lo pretendían algunos, a la luz de las marquesinas que lo ubican en lugar estelar para ser Vicepresidente de cualquiera, o miembro de la futura Corte de Justicia ampliada a 7 miembros, acompañado por la Jurista que los “muchachos” de la mesa de asuntos judiciales del Gobierno apadrinan. Esa misma mesa que hace dos meses recibió el ultimátum de la Dra. Carrio (le quedan cuatro en el carretel) sobre Garavano.

Esa mesa se las debe estar viendo en figurillas para tapar temas a medida que se le acaba el tiempo dado por Carrio y su sponsor Magnetto, ya que coincide con el comienzo de la campaña electoral y los temas pendientes son muchos. Por ejemplo, de qué se disfrazará el oficialismo si la Cámara Federal confirma el procesamiento del Auditor Javier Fernández?

Tal cual informa el periodista de la Nación, Hugo Alconada Mon en su libro La Raiz de Todos los Males -pág. 33-, Javier Fernández es un protegido de Angelici y varios operadores judiciales que ahora reniegan de Carrio por los servicios prestados en el caso Correo Argentino y la eyección de Gils Carbó. Como lo harán cuando existe el antecedente de Echegaray? Tapando la boca de la Fiscal de la República?

La mesa le bajará la línea pertinente al la Comisión Mixta Revisora de Cuentas? o se congelará todo tratamiento como la aprobación de cuentas de 2015, 2016 y 2017?

O quizás esa misma mesa no es la que falló en el análisis del comportamiento de la Corte al imponer en una jugada entre gallos y medianoche a Rosenkrantz y automáticamente recibieron el mandoble por los fondos de La Pampa, además del cronograma de sentencias que incluye el tema de los haberes jubilatorios y su forma de liquidarlos?

O lo que es peor, cuando se relamían por los dos tercios en el Consejo de la Magistratura, no tanto para limpiar jueces corruptos sino para poder manipular las cuantiosas causas que tienen, del Presidente para abajo, decenas de funcionarios, la Cámara de Diputados los embocó con el mismo argumento utilizado por Monzó, Massot y Negri en la anterior elección.

La alegría por la aprobación del Presupuesto les duró poco. Ahora y con mucho mejor criterio, los estrategas del Gobierno decidieron cerrar el Congreso hasta que puedan llamar a extraordinarias. Se evitan por un ratito el mal trago de lidiar con el Fondo Sojero y de paso, también ahorran reacciones sobre algún nuevo e infortunado comentario del periodista económico, hoy devenido Ministro, Nicolás Dujovne.

Mejor olvidar sus palabras en defensa del ajuste el día que el Senado trataba el Presupuesto 2019, cuando pareció un anarquista (hoy de moda) tirando fósforos a los baldes de nafta que acarreaban Pinedo y Pichetto. Obviamente, con su experiencia en TV, pareciera que hablara para el rating y no como un funcionario relativamente serio.

Todas estos errores autoinflingidos, hasta ahora solo abrieron la puerta para que salga a jugar la UCR, reclamando en el aire, pero preparando el terreno desde su carácter de ofendidos, para poder adelantar las elecciones en distritos clave para ellos como es el caso de Jujuy, en el cual su Gobernador sabe que la imagen de Macri es pésima y necesitaba una buena excusa para despegarse.

En este estado de cosas, con la miopía imperante, el Gobierno hoy solo cuenta con el humor de Pichetto, la plata de Trump, el tiempo que les dieron Carrio-Magnetto, la supervivencia de CFK y no mucho más.

Houston, we have a problema.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.