Humo

0

Por Horacio Umbídez

Hace muy poco tiempo que el TGR (Asis dixit) se percató que se diluía el manto de bendiciones que supo conseguir en las elecciones de octubre. Y con el dejo de soberbia habitual en algunos “jóvenes brillantes”, decidieron tomar el toro por las astas sin siquiera consultar o poner al tanto a sus socios menores. Total cuentan con los diarios de Yrigoyen en su favor.

Viendo el rotundo fracaso de la política económica en lo cotidiano -que según las encuestas ya siente la gente-, empezaron con las cortinas de humo. Lo intentaron primero con la verborragia habitual de Duran Barba, con el caso Chocobar y la pena de muerte, pero no pueden con esa nimiedad de la inflación.

Un globo de ensayo fallido, mejor juntamos la tropa y vemos que inventamos y cambiamos el eje de la discusión, pensaron. Apenas salidos del sarao estudiantil de Chapadmalal, ya tenían la orden y las consignas: imponer como enemigo acérrimo a Moyano -que siempre garpa- y en caso que se diluya la pelea o el grueso de la gente siga molestando con eso de que la guita no alcanza, sacar de la galera un tema bien pesado, que ocuparía a los analistas políticos. Miles de centímetros de diarios ocupados en eso y ni hablar de la gilada. Las sobremesas familiares pasarían a hablar de una nueva y súper necesaria grieta: el aborto.

Maniobra desesperada pero que les puede dar a los “Lopez Rega” de este gobierno, el aire suficiente hasta descubrir qué están haciendo mal y tratar de emparchar en consecuencia.

Cuando Moyano logró, por poder real o porque los une el espanto, amalgamar a casi todo el arco opositor callejero y movilizador, en el Gobierno cundió el pánico y apretaron el botón rojo sin medir las consecuencias. Para qué hacerlo si son brillantes.

Con el Papa en la vereda de enfrente, para qué ahorrarnos temas que lo pueden mal predisponer? Si lo que verdaderamente necesitamos es tapar la mayorista de Enero en casi el 5%. Entregaron la cabeza de Gilligan y nada cambió.

Pero, como si las penurias del gobierno fueran pocas, ahora salió a defenestrar a Moyano la fiscal de la República. Eso demuestra dos cosas. Que la jugada del aborto no le gusto y que si quieren que se quede callada, mejor vayan por otro lado. Aguanta los trapos pero no come sapos.

Si Triaca, Etchevere o Caputo fueran ministros de cualquier gobierno peronista, miles de rayos y centellas saldrían de la boca de la carismática fiscal para defenestrarlos y, TN de por medio, no resistirían ni un minuto el bombardeo mediático al que serían sometidos.

No pueden ser tan inocentes. O lo son? Ningunear a los radicales y dejársela picando en el área chica a Carrio es lo que habían pensado?

O la jugada de imponer Cambiemos en CABA no le abre las puertas de par en par a sus odiados “enemigos” Nosiglia y Angelici? Para que provocarla? O será a propósito? No veo al Gobierno en una posición de fuerza suficiente como para abrir frentes de ganancias inciertas como para hacerlo, ya que cualquiera le puede contestar en cualquier momento “es la economía estúpido”. Y, les guste o no les guste, ahí derrapan.

Y para colmo de males, hay noticias que se deben leer fuera del contexto de lo cotidiano. El Juez de Camara Irurzun debe fallar sobre la libertad o no de Julio De Vido por la causa de compra de gas, hasta ahí todo bien. Pero ante la escasa seriedad de la pericia que serbio para ponerlo preso, uno de los votos se inclino para que continue en esa situación a partir de un lapidario informe de la AGN (Auditoria General de la Nacion), asi que además de imponer cortinas de humo para salvar la tapa de Clarin de mañana, seria conveniente que presten muchísima atención a la gestión de Gobierno y como se guardan las formas y los procedimientos. Asi se evitan males futuros y muchísimas e incomodas visitas a Comodoro PI.

Porque aunque no lo crean, o lo subestimen, hay estructuras del Estado que funcionan y muy bien.

Mientras tanto, las canchas de futbol se siguen haciendo oir….quizas deberían escucharlas!!!!!

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.