La presencia de Boudou hizo peligrar la sesión

0

A último momento el oficialismo anunció que Boudou presidiría la sesión y tras plantear cuestiones de privilegio contra el Vice, la oposición se fue del recinto dejando un mínimo quórum de 36 senadores leales.

El oficialismo desistió de tratar la rebaja del IVA para medios gráficos y así evitó tener que debatir el proyecto que impulsaba la oposición para destituir a Boudou al frente del Senado.

También a último momento el oficialismo anunció que Boudou presidiría la sesión especial en la que el Jefe de Gabinete brindaría su tercer informe de gestión ante el Senado. Por tal motivo la oposición no bajó al recinto hasta que el oficialismo consiguió quórum gracias a sus aliados, pero luego de hacerlo y antes que se invite a Capitanich a ingresar, el senador Gerardo Morales en nombre del radicalismo planteó una cuestión de privilegio contra Boudou por afectar –como integrante del mismo- el decoro del cuerpo. Lo propio hizo Rubén Giustiniani en nombre del FAP, pero por afectar el normal funcionamiento del cuerpo. También planteó una cuestión de privilegio Luis Juez, quien además anunció que no participaría en adelante de ninguna sesión que presida Boudou.

Rodríguez Saa (PJ disidente – San Luis) recordó que “primero estaba la Patria, después el movimiento y finalmente los hombres” y que la actitud del Vicepresidente invertía aquel orden que dictara el General Perón. Acusó al gobierno de llevar todas las situaciones hasta el extremo de poner a todos en situaciones irreconciliables. Finalmente anunció que también se retiraría del recinto.

La senadora Gabriela Michetti (PRO-CABA) habló de la incomodidad de los senadores que deben representar a una ciudadanía que ha perdido la confianza en su Vicepresidente. Finalmente señaló que la situación extrema a la que se refirió Rodríguez Saa, se habría evitado habilitando el juicio político en Diputados.

Acto seguido se retiraron del recinto todos los opositores y algunos senadores hasta hoy aliados del oficialismo.

También por la via de planteo de una cuestión de privilegio primero y luego a través de simples intervenciones concedidas fuera de toda previsión reglamentaria, el oficialismo ejerció la defensa de Boudou. El senador Fuentes señaló que “si de algún crimen es culpable, era de formar parte de este gobierno”, cuyas políticas son lo que verdaderamente molestan a la oposición, a Magnetto y a los sectores dominantes. Ruperto Godoy también cuestionó el linchamiento mediático de Boudou por parte de medios concentrados contra quien legítimamente debe presidir el Senado por la voluntad popular.

Antes de darse lugar al informe de Capitanich, la senadora Teresita Luna (FpV-La Rioja) habló de la “unidad monolítica del bloque” respecto a la situación del Vicepresidente y en defensa del gobierno.

Miguel Picheto, presidente del FpV, en cambio se limitó a señalar que el bloque ya había sentado su posición respecto al pedido de licencia y que no acompañaría el proyecto de la oposición para destituir a Boudou, porque el vicepresidente no forma parte del Legislativo sino del Ejecutivo. Dicho eso, lamentó la ausencia de la oposición en un momento en el que el país enfrenta una lucha por su soberanía contra los fondos buitres, a lo que seguramente se referiría el Jefe de Gabinete.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.