Media sanción para la ley de estatización de los ferrocarriles

0

Se trata del proyecto del Ejecutivo contenido en el expte. 2-PE-2015, aprobado  con modificaciones por la mayoría en las comisiones intervinientes y publicado en el OD 1893, que con 223 votos afirmativos, 5 negativos y 6 abstenciones, fue sancionado esta madrugada y girado al Senado.

Durante las diferentes exposiciones, además del Frente para la Victoria y sus habituales aliados, anunciaron su apoyo al proyecto legisladores de la Unión Cívica Radical, del PRO, del Frente Renovador y de la Coalición Civica.

En tanto, desde el Frente Amplio Progresista, Unidad Popular y Proyecto Sur anticiparon la abstención, y el Frente de Izquierda dio a conocer los fundamentos por los cuales no acompañarán la iniciativa.

La sesión fue seguida en el último tramo por el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien en declaraciones a la prensa efectuadas en el Salón de los Pasos Perdidos destacó que “esta media sanción viene a completar el proceso de transformación ferroviario asociado al desarrollo de la economía argentina”.

ferrocarrilesEl debate, que se inició poco antes de las 13, fue abierto por la presidenta de la comisión de Transporte, María Eugenia Zamarreño (Frente para la Victoria), quien aseguró que el proyecto de estatización del sistema ferroviario “no es un eslogan marketinero” y subrayó que se trata de “una modificación del paradigma del Estado frente al uso de los trenes y la gestión del uso de los trenes”.

Por su parte, el titular de la comisión de Obras Públicas, Edgardo Depetri, afirmó que “estamos votando esta ley” que termina “con un modelo de las privatizaciones, el ajuste y la rebaja del salario” y dijo que se “puede estatizar los ferrocarriles gracias a la políticas instrumentadas desde el 2003” con la asunción de Néstor Kirchner.

En tanto, el radical Julio Cobos anticipó el aval de esa bancada al proyecto impulsado por el gobierno nacional aunque aclaró que la pretensión de su bloque era “que los ferrocarriles sean un servicio público y no un interés público meramente declarativo”.

El ex vicepresidente de la nación lamentó “que en la década del noventa se haya hecho campaña diciendo que perdían un millón de dólares por día para avanzar con las privatizaciones” y que cree “conveniente recuperar los trenes como parte de un sistema integral de transporte multimodal”.

Asimismo, el diputado del Frente Renovador Héctor Daer reconoció “la predisposición de la presidenta de la comisión de Transportes, de los diputados del FPV y del ministro Randazzo de aceptar la propuesta que le hizo llegar el bloque” que integra.

“Aceptaron nuestra propuesta para dejar claro que el Estado no podía ceder la administración de la circulación de los trenes por las vías de nuestro país” y la posibilidad de “incorporar en el directorio de estas empresas que estamos creando a los usuarios, que son quienes transitan a diario en los trenes”, celebró el diputado massista.

En nombre del PRO, Federico Sturzenegger señaló que “vamos apoyar el proyecto porque “creemos que contribuye a la diversificación de la matriz del transporte de manera balanceada, lo que va a permitir el crecimiento armónico de la producción nacional”.

“Este proyecto logra un balance con un Estado que invertirá en la infraestructura necesaria mientras que le permite al capital privado competir en la operación de manera sana”, agregó.
A su vez, el diputado de Unidad Popular, Claudio Lozano, criticó el proyecto del gobierno nacional al asegurar que “no estatiza nada ya que no rescinde los contratos y abre incluso la puerta a nuevos operadores privados”.

En tanto, el diputado del Partido Obrero, Néstor Pitrola, señaló que este proyecto “privatiza el sistema de ferrocarriles” porque “consagra la participación pública y privada en la prestación y operación de los servicios ferroviarios y habilita la renegociación de los contratos de concesión, además de mantener el sistema de tercerizaciones”.

La propuesta otorga al Estado la potestad para “desafectar bienes, rescatar, reconvenir o renegociar contratos de concesión suscriptos con Nuevo Central Argentino, Ferroexpreso Pampeano, Ferrosur Roca, Metrovías y Ferrovías”.

La medida apunta a “profundizar el proceso de reordenamiento ferroviario y estratégico establecido por este gobierno nacional y en atención a la especificidad y profesionalidad que el sistema ferroviario requiere”.

Se trata de una disposición similar adoptada el 21 de agosto de 2014 cuando el Poder Ejecutivo había asignado a la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse) la prestación de los servicios correspondientes a las líneas Roca, San Martín y Belgrano Sur.

Según la nueva normativa, la dirección y administración de la empresa pública estará a cargo de un directorio integrado por un representante de la Secretaría de Transporte, por el titular de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (o de la sociedad que la reemplace en el futuro), por el presidente del directorio de Belgrano Cargas y por dos representantes gremiales del sector, designados por el Ministerio del Interior.

FUENTE: TELAM

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.