MODIFICACIÓN A LA LEY 26.061 Y ANÁLISIS DE LA TEMÁTICA ODIO Y RIESGO EN TIEMPOS DE COVID

0

DURANTE UN PLENARIO DE COMISIONES OBTUVO DICTAMEN UN PROYECTO DE LEY EN REVISIÓN PARA MODIFICAR LA LEY 26.061 DE PROTECCIÓN INTEGRAL DE LOS DERECHOS DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES. LUEGO, SE REALIZÓ UNA VIDEOCONFERENCIA CON ESPECIALISTAS INVITADOS SOBRE «ODIO Y RIESGO EN TIEMPOS DE COVID».

Durante un plenario de las comisiones de Población y Desarrollo Humano, presidida por la senadora por Santa Cruz  María Belén Tapia (UCR) y de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, presidida por el senador por Chubut Alfredo Luenzo (FdT), legisladores nacionales pasaron a la firma el dictamen del proyecto de ley CD-26/20 que ya cuenta con media sanción de la Cámara Baja, el cual modifica el artículo 44 de la Ley 26.061, que dispone una línea telefónica y/o aplicación para teléfonos celulares gratuita y de fácil acceso para brindar información, contención y asesoramiento en caso de violencia, maltrato y abuso.

Al respecto, la senadora nacional María Belén Tapia recordó que el mismo «tuvo media sanción en el mes de Agosto y es un proyecto de ley que modifica el artículo 44 de la Ley 26.061», mientras que su par Alfredo Luenzo puso en valor que «con esta modificación centralizamos en este número, en toda la República Argentina, esta posibilidad de acceso que nos dan las tecnologías de la información para que a través de esa línea niños niñas y adolescentes puedan plantear cuáles son sus problemáticas».

Al finalizar el plenario, continuó reunida en forma remota la comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, oportunidad en la que los dos expositores que refirieron a la temática «Odio y riesgo en tiempos de COVID» en relación a las plataformas web y las redes sociales.

El director del Laboratorio Interdisciplinario para las Ciencias Sociales Computacionales y profesor universidad de Maryland, Ernesto Calvo, sostuvo que «las redes sociales utilizan el odio en dos formas distintas: una que es para administrar la gente y otra es para administrar las plataformas» al tiempo que reflexionó sobre «el tema de las plataformas y cómo se las regula y cómo se las piensa». «Las formas del odio tienen mecanismos que son instrumentales, que son desde las plataformas hacia los usuarios: tratar de definir quién es el que va a estar accediendo a la información y quién es el que la distribuye».

Además, consideró que «desarmar el discurso de odio no implica limitar simplemente a la gente que odia sino gran parte depende de limitar a las estructuras organizadas que distribuyen mensajes de odio» y que «eso es algo que requiere colaboración siempre entre el Gobierno y las plataformas». «La regulación de la cantidad de gente que está en las redes sociales no solamente ocurre porque la gente es sujeta a formas de odio sino porque también es forzada a expresar formas y agresiones de odio que hace que se privatice también».

Por su parte, la periodista, docente e investigadora del CONICET Natalia Aruguete hizo mención a un trabajo realizado en «Argentina, Brasil y México en forma contemporánea a comienzos de la pandemia» y realizó una presentación sobre «la encuesta que surgió en Argentina» en relación a «si la pandemia se encuadró como un riesgo sanitario o si se enmarcó como un riesgo económico» y «las forma de entender la pandemia». Al respecto, apuntó que «la percepción de riesgo se condice fuertemente con la aceptación o no de la política sanitaria, y por ende de la identidad partidaria» y que «el texto de ataque desalienta a ser compartido».

Por último, instó a «pensar en qué medida las identidades partidarias también inducen a la percepción de riesgo en el marco del COVID, y en qué medida también los mensajes negativos pueden generar desaliento para compartir mensajes y al mismo tiempo incrementar la percepción de riesgo».

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.