Primer aval a la vuelta de San Lorenzo a Boedo

0

El tratamiento del expediente fue puesto en consideración por los diputados desde las 12.40; mientras que los discursos eran seguidos desde un salón contiguo al recinto por la dirigencia de San Lorenzo.

La ley de rezonificación del predio del club San Lorenzo en Boedo para habilitar la construcción del nuevo estadio obtuvo hoy una primera sanción por parte de la Legislatura porteña en una aprobación que fue celebrada por la dirigencia y los hinchas azulgranas que se congregaron frente al Parlamento capitalino.

Los diputados establecieron con 57 votos positivos y una abstención las nuevas normas urbanísticas para el polígono comprendido entre Avenida La Plata y las calles Inclán, Mármol y Las Casas, donde estuvo el Gasómetro hasta que en 1979 la dictadura militar se lo expropió a San Lorenzo.

La sanción fue festejada por la dirigencia del Ciclón, quienes siguieron el debate legislativo en un salón contiguo al recinto de sesiones; y por los hinchas que permanecieron en las afueras del Parlamento desde las 10 a la espera de la votación.

Estuvieron presentes en la Legislatura el ministro de Turismo de la Nación y vice segundo del club, Matías Lammens; el presidente de la entidad, Marcelo Tinelli; y el secretario general, Marcelo Mastrosimone, entre otros.

El camino del proyecto

La de hoy fue una primera sanción de la ley y no la final dado que este tipo de normas, como contienen cambios de zonificación, requieren de una «doble lectura».

Es decir que habrá una audiencia pública en la Legislatura en las próximas semanas para que la ciudadanía exprese su opinión y un nuevo debate en el recinto para su aprobación final, lo cual podría ocurrir recién en 2021, según estimaron fuentes parlamentarias.

Puntualmente, la ley contempla una serie de cambios a la actual normativa urbana que rige en los terrenos de Avenida La Plata al 1600 para posibilitar la construcción del nuevo estadio que tendría una capacidad para 45.000 espectadores y una altura máxima de hasta 38 metros.

El «plan maestro» diseñado por el club de Boedo también plantea la habilitación de una serie de instalaciones vinculadas a servicios sociales, como una escuela primaria y una secundaria, una dependencia policial y una de bomberos, la posibilidad de instalar más comercios, un museo, un hotel y hasta un cine.

Durante la sesión, el legislador del Frente de Todos Manuel Socías sostuvo que la reciente aprobación «es un capítulo más de una historia que lleva años», pero destacó que a diferencia de otras oportunidades «San Lorenzo hoy no viene a reclamar, sino a agradecer que le demos tratamiento a un proyecto tantas veces demorado».

«El club no pide que le regalemos nada, sino que puedan volver al barrio del cual fue desplazado injustamente. San Lorenzo quiere volver ahora para desarrollar un club de barrio, social y deportivo integrado con sus vecinos y vecinas», agregó.

Su compañero de bloque, el diputado Leandro Santoro, hincha de San Lorenzo, dijo: «Votamos la vuelta de San Lorenzo de Almagro a Boedo, un lugar de donde nunca se tuvo que haber ido».

«Esta Legislatura tiene la posibilidad de llevar adelante un acto de justicia porque el club fue desalojado por la dictadura militar de su lugar en el mundo. Hoy empezamos este camino que va a culminar cuando se apruebe en segunda lectura de la ley», destacó.

Por su parte, el diputado Juan Francisco Nosiglia, de UCR-Evolución, dijo que el acompañamiento a la ley respondió a «la necesidad de restituir las tierras donde San Lorenzo albergó su estadio durante décadas y de las que fue despojado en un proceso oscuro e ilegítimo por la última dictadura militar».

«De cara a la segunda lectura, hay que escuchar a los vecinos en las instancias de participación y también imaginar instrumentos de compensación para quienes viven en las inmediaciones del predio. Así construimos una política que contemple a todos los actores involucrados y privilegie el bienestar general».

La de hoy fue una primera sanción de la ley y no la final dado que este tipo de normas, como contienen cambios de zonificación, requieren de una "doble lectura".La diputada de Juntos por el Cambio Victoria Roldán Méndez dijo, en tanto, que su bloque «propuso incluir la habilitación al Poder Ejecutivo de la Ciudad a generar instancias de participación vecinal adicionales a la Legislatura para aportar visiones al proyecto».

«Estamos ante la necesidad de hacer el esfuerzo posible de todos para generar el mayor consenso», agregó.

Nuevo sistema de estacionamiento y limitaciones para carga y descarga

​​​​​​​Se licitará el servicio de grúas y acarreo. Habrá tarifas diferenciadas pero los residentes estacionarán gratis. Solo se podrán bajar o subir mercaderías en lugares demarcados o en garajes. Programa para expandir el ciclismo urbano.

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sancionó este jueves tres leyes modificatorias del Código de Tránsito y Transporte que establecen un nuevo sistema de estacionamiento callejero de vehículos, disposiciones más restrictivas y específicas sobre carga y descarga de mercaderías, además de un programa destinado a multiplicar el uso urbano de las bicicletas y la expansión de sus redes de circulación.

En cuanto al estacionamiento, se pondrá en funcionamiento una metodología que elimina el uso de máquinas tiqueteras y habilita el pago de tarifas mediante aplicaciones de internet o dispositivos para teléfonos móviles. Los aranceles serán diferenciados de acuerdo a lugares, horarios y tiempo de uso, favoreciendo la mayor rotación de automotores aparcados. Para los residentes el servicio será gratuito en su zona.

Si bien el sistema aprobado por los legisladores abarca todo el territorio capitalino, se cuantificó en un máximo de 80.000 los espacios de estacionamiento medido y tarifado.

La ley aprobada por los diputados de la Ciudad autoriza a la Jefatura de Gobierno a “llamar a licitación pública para la contratación de la prestación del servicio de grúas para el acarreo de vehículos”, por un plazo de diez años. A tales efectos, el mapa de Buenos Aires se dividirá en tres zonas, cada una con su playa para remisión de automotores en infracción y cada cual con un adjudicatario diferente.

Serán removidos y acarreados los coches mal estacionados “por más de 30 minutos la primera vez en el lapso de un año, 15 min. la segunda vez en idéntico lapso, sin tolerancia horaria para la tercera y sucesivas infracciones”.

Cuando el rodado “se encuentra imposibilitado de circular por desperfectos mecánicos en espera de auxilio impedirá su remoción sólo si su conductor permanece dentro del vehículo o en lugar más próximo sobre la acera”.

“En ningún caso se podrá acarrear un vehículo con personas en su interior al momento del inicio de la remoción.”

Transcurridos 15 días desde la guarda del vehículo acarreado sin que sea retirado, será automáticamente considerado como abandonado y podrá ser trasladado a otra playa.

Tarifas diferentes

La norma determina los distintos tipos de modalidades de tarifas aplicables en el Sistema de Estacionamiento Regulado, “pudiendo una misma vía poseer más de una modalidad en función del horario, del calendario o la ocurrencia de determinados eventos. El valor de cada una de las tarifas puede variar en los distintos sectores urbanos en función de la demanda que el mismo presente”.

La tarifa sencilla es cuando la hora de estacionamiento tiene un valor uniforme para un determinado segmento horario. Tarifas progresivas son las que se incrementan cuando aumenta el tiempo de aparcado, aplicable “a sectores urbanos que requieran de una alta rotación de vehículos”. Habrá dos tipos de tarifas progresivas, que definirá la autoridad de aplicación.

Los residentes en su Zona de Residencia están exentos del pago de las Tarifas. “Las Zonas de Residencia serán determinadas por la Autoridad de Aplicación procurando en todos los casos garantizar que la condición de residente se extienda 300 metros como mínimo alrededor de cada domicilio.”

También habrá una tarifa especial (para eventos de concentración masiva) y tarifa nocturna, que podrá definir en cada caso la autoridad de aplicación para horarios y sectores específicos.

El estacionamiento libre y gratuito “se aplica a zonas de baja demanda o donde el espacio en vía pública es suficiente para satisfacer la demanda”, aclara la legislación.

El proyecto obtuvo 37 votos afirmativos de VJ, UCR y PS, 22 negativos de FdT y boques de izquierda, más una abstención del Gen.

Carga y descarga en “cajones azules”, garajes o playas

Nuevas disposiciones legales aprobadas en la Legislatura para un mejor ordenamiento del transporte de cargas, permiten la utilización de garajes comerciales o playas de estacionamiento como plataformas para o bajar mercaderías y lugar de guarda o depósito transitorio para facilitar el trasbordo desde grandes camiones hacia vehículos de reparto de mucho menor porte.

Además, se fija como únicos lugares de estacionamiento en las calles para operaciones de carga y descarga a aquellos que sean delimitados por la autoridad de aplicación, mediante la demarcación de la calzada con líneas azules o azules y blancas, lo que se denominará “cajón azul”.

Todo rodado con mercaderías que estacione fuera de los cajones azules o en horarios no permitidos estará en infracción y el tiempo máximo para carga y descarga en los sitios habilitados será de 30 minutos, excepto casos especiales que deben tramitar una previa y/o especial autorización.

Lo votado por los diputados fue una iniciativa de Cristina García (VJ), Victoria Roldán Méndez (VJ) y Marcelo Guouman (UCR), en concordancia con la Jefatura de Gobierno y con despacho de la Comisión de Tránsito y Transporte.

Se incorpora al Código de Tránsito y Transporte la definición de «ruptura de cargas: operación de recepción y descarga de mercancías transportadas por vehículos y su clasificación para ser redistribuidas en otros vehículos para su distribución final”.

También se adopta el concepto de “micro plataforma de distribución urbana: espacio físico emplazado en garajes comerciales, playas de estacionamiento y los lugares autorizados por la Autoridad de Aplicación en las condiciones que disponga, en el cual se realiza la actividad de ruptura de cargas, la operación de carga y descarga y el almacenamiento temporal de mercancías para su distribución final o para su distribución directa a otros establecimientos.”

En cuanto al “cajón azul”, se lo describe como “espacio físico de la vía pública sobre la calzada, próximo al cordón o sobre la acera, delimitado con cartelería y demarcación horizontal, destinado exclusivamente a la operación de carga y descarga para los vehículos afectados a esta actividad.”

Ese cajón estará señalado por “una línea discontinua de color azul o azul y blanca, que limita la zona rectangular de la calzada que se encuentra junto al cordón reservada para la operación exclusiva de los vehículos afectados a tal actividad” (8,50 mts. de largo y 2,70 mts. de ancho).

“Toda operación de carga y descarga debe realizarse en los cajones azules”, remarca la nueva normativa. Donde no existan esas demarcaciones “la operación de carga y descarga debe llevarse a cabo fuera de la calzada sin causar peligro ni perturbación al tránsito”. Además, “Está prohibido en toda operación de descarga, depositar mercancías, muebles o artefactos en la calzada.”

Se sancionó con 55 votos positivos y la oposición de la izquierda.

“Buenos Aires, Ciudad Bici”

Por iniciativa de la Jefatura de Gobierno , los diputados porteños crearon el “Programa Buenos Aires: Ciudad Bici” cuyo objetivo es la ampliación e integración de la red de ciclovías y bici sendas, la determinación de calles o carriles preferenciales, la inter modalidad con otros medios de transporte, promoción del ciclismo urbano e incorporación de nuevos usuarios.

También se plantea la promoción de la interconexión con el área metropolitana (AMBA), la ampliación de una red de estacionamiento, la promoción del sector productivo e industrial del rubro, el financiamiento para la compra de bicicletas y el fomento de instancias de participación público-privada.

La ley aprobada creó el Fondo para el Desarrollo de la Micromovilidad, para contar con una fuente de afectación específica para el financiamiento de programas educativos y de seguridad vial relativos a la movilidad sustentable y segura.

El programa obtuvo aprobación con 37 votos positivos de VJ y UCR y 20 negativos de FdTe izquierda.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.