Se aprobaron diversos temas relacionados con el cuidado del ambiente

0

Energías renovables

La Ciudad de Buenos Aires se sumó al régimen nacional establecido por la ley N° 27.424 -de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable integrada a la Red Eléctrica-, por lo que dará exenciones impositivas a quienes inyecten electricidad de generación propia a la red general de distribución. Es para fomentar la generación solar y eólica. Se aprobó con 51 votos positivos y 3 abstenciones de minibloques de izquierda.

Esta decisión adoptada por la Legislatura local, mediante una ley sancionada este jueves, dispone que se exima del pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos a la “actividad de inyección a la red de excedentes de energía eléctrica generada por el usuario-generador” Igualmente se libera de Impuesto de Sellos “a los instrumentos que se suscriban para el desarrollo de la actividad de generación eléctrica de origen renovable por parte de los usuarios-generadores de la red de distribución para su auto consumo y para la eventual inyección de excedentes a la red”. Además, el “usuario-generador “tendrá una reducción de un veinte por ciento en los Derechos de Delineación y Construcción”.

La ley de la CABA votada fue en base a un despacho de la Comisión de Ambiente, que preside Mercedes De las Casas (VJ), resumiendo las propuestas elevadas en los últimos dos años por los legisladores Roy Cortina y Hernán Arce (PS); De Las Casas, Carolina Estebarena, Paula Villalba y Hernán Reyes (VJ), y por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

El 30 de noviembre de 2017 el Congreso de la Nación sancionó el marco normativo y el régimen de fomento a la generación de electricidad distribuida a partir de fuentes de energía renovables (ley 27.424). Los considerandos de la comisión de Ambiente señalaron que la capacidad local de generación de energía eléctrica está basada principalmente en combustibles fósiles.

En en el año 2017, la oferta mensual de energía eléctrica estuvo compuesta en un 65.1% por fuentes térmicas, 30.1% hidráulica, 4.2% nuclear y un 0.5% por fuentes renovables. También se apuntó que “el creciente aumento de la demanda y la falta de diversificación de la matriz energética provocaron que el sistema eléctrico nacional haya entrado en crisis”, puesto que “las redes de distribución se encuentran sobrepasadas para sostener los altos consumos que se producen cuando subsisten olas de calor como las registradas en los meses entre diciembre y febrero en los últimos años”.

“La energía proveniente de fuentes renovables y generada en el mismo sitio donde se utiliza es un campo inmenso que se ha sido poco explorado en Argentina”, se agregó en la explicación. Se refiere a aplicaciones hogareñas o en edificios corporativos donde tiene un potencial inmenso y puede desarrollarse rápidamente la generación solar y eólica a baja escala.

Ese sistema denominado microgeneración compite con el precio final de la energía y disminuye la demanda de electricidad de la red general, además de aportar a la limpieza desde el punto de vista ecológico. La novedosa experiencia existe en nuestro país desde hace una década y, en la Ciudad de Buenos Aires, hay más de 800 kWp de potencia en instalaciones fotovoltaicas. La Legislatura, en sus edificios, genera 32.000 kW/h de promedio.

La energía fotovoltaica puede ser utilizada en las ciudades convirtiendo directamente su energía a corriente alterna para el consumo de los usuarios. El excedente se vuelca automáticamente a la red de distribución de luz. El usuario que a la vez es generador de electricidad dispondrá de un medidor bidireccional para contabilizar su consumo y descontar lo aportado por sus paneles a la red de distribución.

La ley nacional, a la que acaba de adherir la Capital Federal, establece un modelo de tarifa diferenciada y créditos para adquirir el equipamiento a ser amortizado con la propia producción energética volcada a la red.

Lo dispuso el Cuerpo Parlamentario con el fin de permitir su circulación en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.  A través de una modificación al Código de Tránsito y Transporte se habilita su desplazamiento por bicisendas, ciclovías y ciclocarriles.

La Legislatura reglamentó el uso de los monopatines eléctricos para habilitar en la Ciudad de Buenos Aires la circulación de aquellos “vehículos de una o más ruedas dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos“, llamados dispositivos de movilidad personal.

“Ante su utilización cada vez más común por parte de las personas que se desplazan por la Ciudad, es importante avanzar en su regulación a los fines de cubrir el vacío normativo relativo a sus condiciones de circulación y atender eventuales problemas de convivencia en el espacio público, indispensables para el fomento de una movilidad sostenible y segura”, explican los fundamentos del proyecto.

A través de una modificación al Código de Tránsito y Transporte se habilita su desplazamiento por bicisendas, ciclovías y ciclocarriles. La ley aprobada es una iniciativa del Poder Ejecutivo y prohíbe la circulación de esta clase de vehículos con motor a combustión.

La norma establece además una serie de requisitos que se deberán cumplir a la hora de desplazarse en monopatín eléctrico por la ciudad: deben tener un sistema de frenos que actúe sobre sus ruedas; una base de apoyo para los pies; timbre o bocina que permita llamar la atención bajo condiciones de tránsito mediano; elementos reflectantes para una adecuada visibilidad; disponer al menos de una luz delantera y una luz trasera.

“Estos son nuevos modelos de vehículos que brindan soluciones de movilidad urbana y favorecen los desplazamientos peatonales”, se agrega en los considerandos de la norma en cuya definición intervino la Comisión de Tránsito y transporte que preside la diputada Cristina García (VJ).

Por otra parte, la potencia máxima del motor será de 500 Watts y el límite de velocidad de 25 km/h. Las dimensiones de los monopatines serán establecidos por la autoridad de aplicación pero deberán utilizarse aquellos dispositivos que cumplan los requisitos establecidos en las normas nacionales e internacionales de homologación.

La ley prohíbe la circulación de monopatines eléctricos por las aceras y para manejar uno de estos dispositivos habrá que ser mayor de 16 años.

Además, una modificación al Régimen de Faltas de la Ciudad establece sanciones económicas para las siguientes infracciones: “el/la conductor/a de un ciclorodado o de un dispositivo de movilidad personal que circule asido/a a otro vehículo o apareado/a inmediatamente detrás de otro, o cuando no use casco protector, o el ciclorodado o dispositivo de movilidad personal no cuente con luces o elementos luminiscentes, o transporte a otra/s persona/s cuando su diseño no sea apto para ello, o no respete la señalización vial, o circule por lugares no autorizados, es sancionado/a con multa de setenta (70) unidades fijas (UF)“.

El valor de la UF según su última actualización, que equivale a medio litro de nafta de mayor octanaje informado por el Automóvil Club Argentino, es de $ 21,40 pesos. Por lo cual, la citada infracción representa una multa de $ 1.498 pesos.

La ley resultó aprobada con 42 votos positivos (VJ, Ev, PS, GEN, FIT, PTS) uno negativo del diputado Marcelo Depierro (MC) y 12 abstenciones (UC, BP, AyL).

Adhesión a legislación nacional por comportamiento fiscal y financiero

A fin de dar cumplimiento al compromiso asumido por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de acompañar los nuevos lineamientos de comportamiento fiscal y financiero acordados con el Gobierno Nacional, por ley sancionada este jueves se adhirió a lo establecido en los artículos 67, 68 y 69 de la Ley Nacional Nº 27.467 de Presupuesto de Gastos y Recursos de la Administración Nacional para el año 2019, en el marco del “Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno”, creado por la Ley Nacional Nº 25.917 y su modificatoria Nº 27.428. El expediente de autoría del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, tuvo despacho de la Comisión de Presupuesto.

Crean el Concurso Jóvenes Legisladores 2019

El Cuerpo Legislativo porteño aprobó este jueves la creación del “Concurso Jóvenes Legisladores 2019” en el marco del Programa “La Legislatura y la Escuela” creado por Resolución 151/98.

El Programa se realiza en el Recinto de Sesiones con la coordinación de la Dirección General de Gestión y Participación Ciudadana. Tiene como propósito la generación de sesiones especiales donde participan estudiantes que concurren a 6° y 7° grado del nivel primario; 3° o 4° año del nivel medio de escuelas públicas, privadas y de escuelas de educación especial de la Ciudad de Buenos Aires desempeñando el rol de legisladores y presentando propuestas que nacen de sus propias iniciativas.

En el año 2014 se realizó el primer “Concurso Jóvenes Legisladores” para estudientes de 3° y 4° años de escuelas secundarias, con motivo del 15° aniversario del Programa y luego, en los años 2015, 2016, 2017 y 2018, debido a su exitosa convocatoria y a la positiva devolución por parte de la Comunidad Educativa, se concretó la segunda, tercera, cuarta y quinta edición. Por ese motivo, y siendo que “las expectativas de los alumnos y profesores de cada escuela crecen año a año junto con el Programa, creemos que brindar continuidad al Concurso incentivará aún más la participación ciudadana y el compromiso de los jóvenes en los procesos legislativos”, apuntan los fundamentos. Y agregan: “En este sentido, en pos de revitalizar los mecanismos democráticos y acentuar la transparencia de los procesos electivos, serán los Diputados, los encargados de seleccionar los proyectos ganadores”.

El proyecto fue propuesto por el Vicepresidente primero, diputado Francisco Quintana y legisladores de Vamos Juntos, Bloque Peronista y Mejor Ciudad.

Homenaje a diputado MC Juan Carlos Dante Gullo

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresó este jueves su pesar por el fallecimiento del militante popular e histórico dirigente de la juventud peronista, Juan Carlos Dante “Canca” Gullo, quien fuera diputado de la Ciudad y vicepresidente segundo del Cuerpo Parlamentario.

Tras un minuto de silencio en su memoria, legisladores representativos de diversos bloques destacaron aspectos de su personalidad y militancia política.Carlos Tomada, vicepresidente segundo del cuerpo y ex jefe de Unidad Ciudadana, definió a Gullo como “un soldado de Perón, protagonista de la segunda resistencia, que recorrió todos los peldaños del mejor peronismo”.

Tomada enfatizó que el fallecido militante “era una persona muy querida por los vecinos, por sus compañeros y por todos en esta casa” (por la Legislatura) y a la vez “un peronista de pie a cabeza, que supo afrontar las contradicciones de nuestro movimiento”. Simbólicamente lo despidió con una enfática consigna: “El pueblo siemprte vuelve”. También hablaron en adhesión al homenaje María Rosa Muiños (BP), Agustín Forchieri (VJ), Juan Nosiglia (Ev) y Myriam Bregman (PTS).

Gullo nació el 8 de junio de 1947, en el Bajo Flores, actual Comuna 7. Desde muy joven inició su militancia en el peronismo, teniendo participación en la CGT de los Argentinos, para luego encabezar la Juventud Peronista, donde tuvo participación en la campaña de Héctor J. Cámpora a la Presidencia de la Nación. Por su rol como referente de la JP, fue uno de los interlocutores que tenía Juan Domingo Perón con la rama juvenil de su movimiento. Tras la muerte del General, cayó preso en el gobierno de Isabel Perón. Era 1975, y desde septiembre de 1974 Montoneros había pasado a la clandestinidad. Recién dejaría la cárcel en 1983. El presidio lo pasó en La Plata, Sierra Chica y Rawson, acompañado, entre otros, por Julio César Urien, Carlos Kunkel y Jorge Taiana. Durante su cautiverio, instalada la dictadura, sufrió la desaparición forzada de su madre y su hermano menor, Jorge Gullo quienes continúan desaparecidos.

Retomó la actividad política en democracia. Se sumó a Intransigencia y Movilización Peronista, y luego fue parte de la renovación peronista en el ámbito porteño, al tiempo que estudió en la UBA: en 1997 egresó de la carrera de Sociología. Volvería a los primeros planos en octubre de 2007 cuando ocupó una banca de diputado nacional hasta 2011. Ese año no optó por renovar su escaño y compitió en la Ciudad. Integró la lista de legisladores porteños y estuvo en la Legislatura durante cuatro años, hasta 2015 donde desempeñó la vicepresidencia segunda. Falleció el pasado viernes 3 de mayo a los 71 años.

Placa por estudiantes del Mariano Acosta

El Cuerpo Parlamentario porteño dispuso a instancia de Unidad Ciudadana la colocación de una placa en la Escuela Normal Superior N° 2 “Mariano Acosta”, situada en la calle Gral. Urquiza 277, para conmemorar el 40º aniversario de la desaparición forzada de los estudiantes Jorge Sznaider, Armando Malozowski y Jorge Pérez Brancatto.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.