SILVINA BATAKIS EXPUSO EN EL SENADO

0

EN UNA REUNIÓN CONJUNTA DE LAS COMISIONES DE ASUNTOS CONSTITUCIONALES Y PRESUPUESTO Y HACIENDA SE TRATÓ UN PROYECTO DEL PODER EJECUTIVO RELATIVO AL CONVENIO DE TRANSFERENCIA DE FONDOS PARA LA POLICÍA PORTEÑA.

La secretaria de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación, Silvina Batakis, defendió este lunes el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso por el cual se fija en 24.500 millones de pesos el gasto anual para seguridad en la Ciudad de Buenos Aires, argumentando que los fondos traspasados por el gobierno de Mauricio Macri a la Capital entre 2016 y 2019 fueron «excesivos». Otros expositores harán sus aportes este miércoles.

Al mismo tiempo, algunos senadores del oficialismo sugirieron que el Gobierno porteño debería devolver parte del dinero recibido de más.

«Hasta 2016 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participó de recursos de coparticipación de los recursos nacionales en el 1,4%», recordó Batakis, y mencionó que en 2016 el Gobierno de Macri decidió elevar ese número hasta el 3,75, para luego bajarlo al 3,50%.

Batakis afirmó que la diferencia entre 3,50 y 1,40 fue, según un decreto del macrismo, destinado a la seguridad de la Ciudad.

«Estas normas no fueron razonables. Estuvo ausente, por qué se establecieron estos guarismos. Lo que nosotros quisimos hacer es establecer exactamente cuánto es el monto que le corresponde recibir a la Ciudad por aquellos servicios transferidos por la policía», explicó la funcionaria por videoconferencia a los senadores nacionales.

Al respecto, aseguró que el exceso de recursos en esos tres años fue de 86.269 millones de pesos.

Batakis explicó que «fueron recursos excesivos respecto a la ejecución presupuestaria que tenían todos los servicios transferidos»; y agregó que en «las reuniones que se mantuvieron con los equipos técnicos de la Ciudad nunca aportaron la documentación referida de las mayores erogaciones».

«Al analizar los recursos girados en 2016, nos encontramos con que las erogaciones ascendieron a más de 8000 millones de pesos. En ese año los recursos por servicios adicionales llegaron a 1200 millones», describió Batakis para luego mencionar que «hay un excedente por encima de lo que fueron las erogaciones» que calculó en 17.300 millones de pesos.

La funcionaria señaló que se debe «reducir esa participación porque hay un exceso».

«No estamos diciendo eliminarla. Cuando se mandan recursos de más a una jurisdicción, significa que habrá menos recursos para las otras jurisdicciones», evaluó.

Destacó que, según el cálculo hecho por el Gobierno nacional, al 2019 el número de recursos derivados a la ciudad de Buenos Aires debe ser de 24.500 millones de pesos.

El proyecto fue cuestionado duramente por la oposición, en tanto algunos senadores del Frente de Todos sugirieron que el Gobierno porteño debería devolver los recursos que recibió de más desde 2016.

La mendocina Anabel Fernández Sagasti evaluó reclamar a la Oficina de Presupuesto del Congreso «cuánto dinero de más le transfirió la Nación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en los últimos años».

«Si se pagó de más, queremos saber cuánto es lo que le correspondería recuperar al Estado nacional de esos fondos», aseguró la senadora oficialista.

En tanto, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, aseguró que «la Ciudad se quedó con un montón de recursos, exagerados, que no correspondían a las provincias sino a la Nación».

«En 2019 se transfirieron recursos por 84.270 Millones de pesos. Si a eso se descuenta en 1,4 que le corresponde a la Ciudad, nos damos cuenta de que la CABA se quedó con 51 mil millones de más. Es un exceso. Buenos Aires debería empezar a devolverle dinero al Estado Nacional», opinó el senador cordobés.

En cambio, desde Juntos por el Cambio defendieron la posición de la Ciudad Autónoma de pedir que no se le quiten recursos y acusaron al Gobierno nacional de querer solucionar el conflicto entre la provincia de Buenos Aires y la policía bonaerense quitándole recursos a otro distrito.

El jefe del interbloque de la oposición, Luis Naidenoff, dijo que «se está resolviendo un problema de la provincia de Buenos Aires quitándole recursos a la Ciudad».

«Aquí se intenta avanzar en un mecanismo de confrontación. Cuando uno trata de imponer estamos en problemas. Es un enorme error político avanzar con este federalismo de confrontación. Agrega una conflictividad política innecesaria», destacó.

El porteño Martín Lousteau cuestionó «el tratamiento de este proyecto contra reloj después de las manifestaciones de la policía bonaerense», y reclamó que «la transferencia del dinero a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no sea discrecional, sino automática, como es con el resto de las provincias».

«Cuando se traspasa se la traspasa con los recursos. Son extrapresupuestarios.

Deben ser automáticos. No son recursos que define el gobierno nacional en su presupuesto y después los manda cuando quiere», remarcó.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.