Ya no se pierde. Ahora “no se alcanza” a superar al adversario

0

Por Miguel Córdoba

Todo salió más o menos como se preveía. Los datos salientes fueron las derrotas del peronismo en Salta y en Córdoba, lo que pone una cuota más de incertidumbre a los futuros liderazgos de ese espacio tan difícil de definir y ahora tan vapuleado.

Lo de San Luis es por lo menos raro. Los Rodríguez Saa revirtieron los resultados de las PASO por alrededor de 25 puntos. Veremos. Después vale reflexionar sobre el triunfo del peronismo unido en Tucumán.

Por el lado del oficialismo se notó una exagerada algarabía. Pero tal vez cualquiera hubiera hecho lo mismo. Esperaremos a ver si es solo acting o se les sube el triunfo a la cabeza. La inflación, el endeudamiento récord y el déficit seguirán siendo cuestiones a resolver. Ni hablar de la situación social. Me parece que no daba para bailar.

Como ya lo anticipamos desde estas páginas, no contarán con mayoría en ninguna de las dos Cámaras, pero aunque deberán consensuar con la oposición sus iniciativas, vale recordar que tras el triunfo en las elecciones de 2015, se creyeron con suficiente legitimidad como para nombrar por decreto a dos Jueces de la Corte Suprema. No vaya a ser cosa que ahora y aprovechando el reciente fallo del Juez contencioso administrativo Pablo Cayssials que habilita a Macri a reemplazar a Gils Carbó por decreto, vuelva a cometer el mismo error.

Y Cristina…… Volvió la auténtica Jefa. Flanqueada por los matanceros Magario y Espinoza, abandonada por varios de los intendentes que en las buenas le eran fieles, y con los demás candidatos en los márgenes del plano. Su discurso tuvo todas esa densa utilización del lenguaje de género que ya identifica al kirchnerista. No reconoció su derrota. Se ufanó de la derrota del resto de la oposición –de la que fue en gran parte responsable- y para cerrar la faena, criticó al gobierno por salir a anunciar y festejar una dudosa victoria, diciendo que ella jamás se apresuró con la sola intención de dejar una “imagen televisiva”. Debe ser que ese periodista de barbita candado que conducía en C5N no respondía a ella el día que salió a las 18 hs a anunciar el triunfo de Scioli en 2015. En fin. La Cristina que extrañábamos.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.