PRESUPUESTO 2023: ARRANCÓ EL TRATAMIENTO CON LA PARTICIPACIÓN DE FUNCIONARIOS DE ECONOMÍA

0

Tras sus exposiciones, los secretarios, Gabriel Rubinstein, Raúl Rigo y Eduardo Setti respondieron inquietudes de las senadoras y senadores. Se pasó a cuarto intermedio para mañana a las 15h

La Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por Ricardo Guerra (La Rioja- Frente Nacional y Popular), inició esta tarde el tratamiento del proyecto de ley sobre el Presupuesto 2023, que ya fue aprobado por Diputados hace una semana.

La reunión, que se extendió por más de 3 horas, comenzó pasadas las 16h en el Salón Azul, con la participación de los secretarios de Programación Económica, Gabriel Rubinstein; de Hacienda, Raúl Rigo, y de Finanzas, Eduardo Setti.

Al inicio de la reunión, el senador por Chaco, Víctor Zimmermann (UCR) pidió la palabra para expresar «un requerimiento de parte de mi interbloque Juntos por el Cambio. Nosotros hicimos un planteo por escrito porque queríamos que participen de la Comisión, además de los secretarios de Estado, el ministro de Economía, Sergio Massa, su par de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz y el titular del Banco Central, Miguel Pesce».

El presidente de la Comisión hizo referencia a que estaban hoy presentes «10 secretarios y casi 30 funcionarios, por lo que considero que el ministerio de Economía está presente».

Rubinstein inició la ronda de exposiciones refiriéndose a los aspectos macroeconómicos del proyecto en discusión. Explicó que «el Presupuesto prevé que el producto interior bruto (PIB) de Argentina acumulará este año un alza del 4%, para recortar el ritmo de avance al 2% en 2023». «Por supuesto son estimaciones sujetas a permanente revisión, pero creemos que es un proyecto prudente y realista», aseguró.

Manifestó que «se contempla una inflación del 95% para este año y prevemos una inflación del 60% en 2023. Si el Congreso vota este Presupuesto para nosotros es realista esa estimación».

El funcionario explicó que «el orden fiscal es distinto para cada país porque tiene que ver con la situación que uno enfrenta». «Un déficit fiscal de 1,9%, nos permite tener una pauta inflacionaria de 60%», aseguró.

En cuanto al orden fiscal, el secretario de Programación Económica consideró que «lo más importante es bajar el déficit» y resaltó que «lo vemos como un Presupuesto en transición, en camino hacia el equilibrio fiscal».

Tras manifestar que «hace poco la relación entre base monetaria y PIB era de 6 puntos y ahora es de 4,5», consideró que «estamos en un proceso de caída de la demanda de dinero que alimenta permanentemente la inflación».

«La emisión monetaria que no tiene contrapartida en un aumento de la demanda real de dinero es inflacionaria», finalizó.

Luego el secretario Rigo, presentó los principales lineamientos de política para formular el proyecto que son un escenario macroeconómico realista, el resultado fiscal que tiene que ver con una meta de resultado primario, la consolidación de los recursos y el ordenamiento fiscal.

Expresó que «el escenario macroeconómico es clave porque nos permite calcular la recaudación, hemos tenido a la vista un escenario macroeconómico para 2023, que, a la luz de la visión técnica y política del Poder Ejecutivo, es un escenario realista porque anticipa para el próximo año, cierto comportamiento de las variables económicas y de la recaudación».

En cuanto al comportamiento del mercado de trabajo, manifestó que «se viene observando un crecimiento positivo que se prolongará durante el año próximo».

El secretario de Hacienda destacó que «el Presupuesto contempla un aumento en las exportaciones de 7,1% contra importaciones que se incrementarían el año próximo 2%, y de esta manera, el superávit comercial pasaría de US$ 7.700 millones este año a US$ 12.300 millones en 2023».

Asimismo, sostuvo que el proyecto «contempla un déficit fiscal de 1,9% en 2023».

Explicó que «se tuvo en consideración para este presupuesto el resultado fiscal, puntualmente el resultado primario, que es la diferencia entre la totalidad de la recaudación y el gasto primario». «Prevemos que la recaudación del 2023 crezca un 78,1% y los gastos primarios un 68,5%».

En cuanto a las asignaciones, «se destina el 70% de los recursos a rubros sociales».

Manifestó que «prevemos un cálculo de recaudación que crece por encima de la inflación» y añadió que «el Ejecutivo viene llevando adelante una política tributaria que busca profundizar la recaudación de aquellos impuestos de naturaleza progresiva a los efectos de fortalecer la recaudación, dañando lo menos posible la actividad económica».

Por último, el secretario de Finanzas, Setti, consideró que «para incentivar la participación privada se busca mantener tasas reales positivas dentro de un rango sostenible, o en su defecto validar precios del mercado secundario, esto es mantener un orden dentro de lo que vamos haciendo con las emisiones».

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.