OBTUVO DICTAMEN UN PROYECTO QUE PROPONE MAYORES INCENTIVOS PARA LAS PYMES CIENTÍFICO-TECNOLÓGICAS

0

En el marco de un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Ciencia y Tecnología, obtuvo dictamen favorable el proyecto de ley que introduce modificaciones a la Ley de Promoción y Fomento De la Innovación Tecnológica (Ley N°23.877), con el fin de robustecer el régimen fiscal destinado a las pymes centradas en la investigación científico-tecnológica.

La comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el diputado Carlos Heller (FdT), junto a la de Ciencia y Tecnología, presidida por su par Facundo Manes (UCR), otorgó dictamen favorable al proyecto de ley que incorpora modificaciones a la Ley N°23.877 – o Ley de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica -, orientadas a potenciar los créditos fiscales que la norma destina a pequeñas y medianas empresas vinculadas a la investigación, el desarrollo y la innovación científico-tecnológica. 

Al inicio del encuentro, Manes definió la ley abordada como “uno de los pilares de nuestro sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación”, en tanto sostuvo que las modificaciones incorporadas “le brindan un marco de trabajo que, esperamos, sea más ágil y poderoso para transferir y fomentar la actividad científico-tecnológica en el sector productivo”.

El presidente de la comisión de Ciencia y Tecnología ponderó el dictamen de consenso alcanzado, al interpretar que “el valor económico de la sociedad actual es el conocimiento”, e hizo un llamado para que “más allá de nuestras diferencias, entendamos que el desafío que tenemos es que la Argentina entre en un sendero de desarrollo, invirtiendo en investigación”.

En línea con los conceptos vertidos por Manes, la diputada Danya Tavela (Evolución Radical) dimensionó “la importancia de vincular la innovación tecnológica con la primera instancia de producción en sus distintas esferas, de que se garantice el financiamiento a los emprendedores, a las pymes que están apostando al desarrollo, porque significa valor agregado, una mejora en las oportunidades de competencia, e, incluso, una consistente generación de divisas”.

A su turno, la diputada Mara Brawer (FdT) evocó que la normativa de promoción y desarrollo científico-tecnológico “empezó siendo una ley de 1990, que luego sufrió modificaciones en el 2017, y que ahora, con un importante trabajo hecho desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología, más el enorme aporte de asesores y diputados de todos los bloques, ha quedado un proyecto de ley con modificaciones, en relación al mensaje enviado por el Poder Ejecutivo”.

De inmediato, Brawer enumeró las incorporaciones que considera de mayor trascendencia: “Se vuelve a un crédito fiscal del 50 por ciento; a que la Autoridad de Aplicación sea el ministerio de Ciencia y Tecnología, que a su vez hará un seguimiento y un informe anual; se vuelven un abanico los impuestos nacionales que pueden ser utilizados para este crédito fiscal (ya que en el 2017 eran solamente los impuestos a las ganancias), y se incorpora la segmentación por empresas; porque no es lo mismo las pymes que las grandes empresas, y esto permitirá aumentar los posibles beneficiarios, y potenciar los perfiles de utilización del crédito”.

Hacia el término del encuentro, las comisiones resolvieron incorporar una modificación sugerida por el diputado Sergio Palazzo (FdT), quien propuso determinar un tope máximo para los créditos fiscales otorgados mediante la norma.

En ese sentido, el resto de los legisladores convinieron en la reforma propuesta, en la medida que el Congreso tenga la potestad de fijar los cupos individuales y los montos asignados a partir de la Ley, en base al régimen fiscal asignado para el sector científico-tecnológico en el Presupuesto Nacional.

COMPARTIR:

Los comentarios están cerrados.